Rixi Moncada: «El país está en bancarrota y los ministros no deben ilusionarse con un presupuesto falso”

0
593

Tegucigalpa.-La ministra de Finanzas, Rixi Moncada, declaró que el Presupuesto General de la República, es falso y fuente de corrupción, por lo tanto, advirtió a los ministros no ilusionarse con los millones aprobados, porque solo existe en papel y debe ser revisado.

Moncada señaló que acogen un país en bancarrota y en la caja solo recibieron 800 millones de lempiras, por parte de la administración anterior.

La funcionaria reveló que, por instrucciones de la presidenta Xiomara Castro, el Presupuesto debe ser revisado y seguidamente reestructurarlo obedeciendo las verdaderas necesidades de la nación centroamericana.

“Presupuesto, deuda y Empresa Nacional de Energía Eléctrica, son temas elementales que necesitan urgente atención”, enfatizó.

La ministra reiteró que, “es necesario hacer una reestructuración de la deuda, sabiendo que los convenios, acuerdos, compromisos y obligaciones se cumplen, como Estado vamos a garantizarlo, convocaremos a los diferentes sectores, incluida la empresa privada e instituciones bancarias, para que conozcan cual es el estado real de las finanzas públicas”.

“Hacemos un llamado a los funcionarios que han sido nombrados en los distintos cargos para que sobre esos presupuestos asignados tengan mucho cuidado y cautela, porque solo existen en papel, hay que ser prudente con su utilización, porque la caja del Estado fue prácticamente saqueada en los últimos 60 días”, agregó.

Por último, comentó que, “se han visto acciones lamentables, como el pago de miles y miles de millones de lempiras, en deuda flotante” y eso es algo que nunca se había hecho.

“El país no está quebrado, pero fue sumido en la bancarrota y la responsabilidad de la subsunción y la bancarrota de Honduras, es responsabilidad del régimen que gobernó los últimos 12 años”, agregó.

El Presupuesto General de Ingresos y Egresos de la República del año 2022 es de 308 mil 233 millones 603 mil 073 lempiras, aprobado el 10 de diciembre del año anterior en el Congreso Nacional que presidía Mauricio Oliva.