Trump, a un paso de la absolución en el juicio político

0
264

Washington, 31 ene (EFE).- El presidente estadounidense, Donald Trump, está a un paso de la absolución en el juicio político al que es sometido en el Senado, después de que los republicanos garantizasen hoy el rechazo por la mínima a la comparecencia de nuevos testigos, pese a las críticas de los demócratas.

PRESIÓN A REPUBLICANOS MODERADOS

La oposición demócrata, que tiene 47 votos en el Senado, frente a 53 los republicanos, necesitaba por lo menos cuatro votos oficialistas para prolongar el proceso con la convocatoria de testigos, en una votación que se espera para hoy mismo.

En las últimas horas, y como si de una trama de suspense se tratase, la atención se ha centrado en cuatro republicanos moderados: Susan Collins, Mitt Romney, Lamar Alexander y Lisa Murkowski.

Collins y Romney ya han apuntado que romperán con la mayoría republicana y que votarán a favor de nuevos testigos; mientras que Lamar Alexander, primero, y Murkowski, después, anunciaron su rechazo a prolongar el juicio con testimonios adicionales a los escuchados en la etapa de instrucción del caso en la Cámara Baja.

Alexander, en un comunicado, sostuvo que «no hay necesidad de más evidencia para concluir que el presidente retuvo la ayuda (financiera) de Estados Unidos, al menos en parte, para presionar a Ucrania a investigar a los Biden», que es el motivo del cargo de abuso de poder contra el mandatario.

Si bien Alexander reconoció que la de Trump fue una conducta «inapropiada», precisó que no la consideraba constitutiva de destitución.

De este modo, la votación para citar a nuevos testigos se prevé que concluya con 51 votos en contra y 49 a favor, en un triunfo claro para Mitch McConnell, el líder de la mayoría republicana en el Senado y arquitecto del juicio rápido al mandatario.

LOS DEMÓCRATAS CLAMAN CONTRA UN ENCUBRIMIENTO

El esperado resultado ha sido criticado frontalmente por los demócratas, que han reprochado el esfuerzo de los conservadores por evitar la presentación de pruebas o testimonios adicionales como una maniobra de encubrimiento.

«La cuestión de fondo es que al final, ellos probablemente conseguirán lo que quieren, lo que significa que vamos a acabar esto hoy o quizá mañana, pero la evidencia que sabemos que está disponible no será presentada», alertó la senadora demócrata Kamala Harris, exaspirante a la candidatura presidencial.

Harris subrayó que si esto ocurre, «no habrá sido un juicio justo y por tanto no podrán salir y decir que ha habido una verdadera absolución».

SUSPENSE EN TORNO A LA VOTACIÓN FINAL

La incógnita pasa ahora a saber cuándo se realizará la votación final para absolver o destituir a Trump, algo que podría producirse esta misma noche o mañana sábado si los demócratas recurren a varias tácticas, como han insinuado, para dilatar lo más posible el procedimiento.

Los demócratas deben tener en cuenta, no obstante, el posible impacto que tendría prolongar el juicio político en la campaña para los «caucus» (primarias) que se celebran el próximo lunes en Iowa, y a los que concurren cuatro miembros de su partido en el Senado: Bernie Sanders, Elizabeth Warren, Amy Klobuchar y Michael Bennett.

Para añadir complejidad y desconcierto, en las últimas horas ha comenzado a extenderse otro escenario, y es que el juicio se prolongue hasta la próxima semana, presumiblemente el miércoles, ya que además de los «caucus» de Iowa, el martes Trump tiene previsto dirigirse al Congreso en sus tradicional discurso anual sobre el Estado de la Unión.

BOLTON: EL TESTIGO AUSENTE

Esta tarde está prevista la votación en el Senado sobre si se cita o no a nuevos testigos, entre ellos el exasesor de Seguridad Nacional John Bolton.

Bolton, despedido en septiembre por Trump, ha escrito un libro que se publicará en marzo, en el que parece que está dispuesto a sacar los trapos sucios de su antiguo jefe.

De acuerdo a extractos filtrados por el diario The New York Times, en él afirma que el presidente le comunicó que quería seguir reteniendo la ayuda militar a Ucrania.

Además de la acusación de abuso de poder, Trump afronta en el juicio político el cargo de obstrucción al Congreso, debido a su negativa a permitir a funcionarios y antiguos miembros de su Gobierno a prestar testimonio sobre sus presiones a Ucrania para que investigara por presunta corrupción a uno de sus posibles rivales en las elecciones de 2020, el exvicepresidente Joe Biden.

Según la oposición demócrata, Trump condicionó la entrega de casi 400 millones de dólares en ayuda a Ucrania y también la programación de una reunión con el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, a su exigencia de que Kiev anunciara que planeaba investigar a Biden. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here