La Senadora Piedad Córdoba sigue bajo custodia de la Policía hondureña

0
90

Tegucigalpa.- La senadora colombiana Piedad Córdoba permanece bajo custodia de la Policía hondureña luego de ser requerida por portar 68 mil dólares sin declarar ante las autoridades previo a abordar un avión en la terminal aérea de Palmerola.

Así lo informó la tarde de este jueves la viceministra de Seguridad, Julissa Villanueva, quien agregó que personalmente evaluó la condición médica de Córdoba.

La funcionaria dijo que “el respeto de los derechos humanos es irrestricto para todos en Honduras”.

En las últimas horas, el Instituto Nacional de Migración (INM) de Honduras confirmó la detención de Córdoba con el fin de llevar a cabo las investigaciones del porqué se encontraba con ese dinero.

La congresista electa del Pacto fue retenida porque, según la legislación hondureña, una persona no puede transitar con más de 10.000 dólares, los cuales no fueron reportados debidamente por Córdoba a las autoridades de ese país.

Córdoba ha dicho que el dinero es por una asesoría que cobró a un empresario colombiano en Honduras, sin embargo medios colombianos han asegurado que las versiones de éste niegan que le haya dado ese dinero a la senadora.

El Ministerio Público (MP), está conociendo el caso de la senadora colombiana, Piedad Córdoba, luego de recibir el expediente del caso que sigue un proceso de investigación administrativa, que llevan a cabo las autoridades aduaneras y migratorias.

El portavoz del Ministerio Público, Carlos Morazán, anotó que ya fue recibido el expediente del caso de la senadora Piedad Córdoba en la Fiscalía Contra el Crimen Organizado.

El caso “está en un procedimiento administrativo que las autoridades aduaneras y migratorias están realizando y el Ministerio Público recibió un expediente del cual de momento no se puede pronunciar”, añadió el portavoz.

Morazán, anotó que tal como lo establece la ley tienen 48 horas para la investigación, de momento no se puede aseverar si se trata de un caso de lavado de activos ya que se debe establecer la procedencia del dinero y solo si se comprueba que este es de procedencia ilícita, se podría catalogar de esa manera.