Dictan auto de formal procesamiento y prisión preventiva para los “Delta Teams” acusados de trata de personas en Roatán

0
561

Tegucigalpa.- Los Tribunales de Tegucigalpa, dictaron auto de formal procesamiento y prisión preventiva para cuatro imputados entre ellos tres norteamericanos, involucrados en la red de trata conocida como “Delta teams” que operaban en Islas de la Bahía, zona insular de Honduras.

Los imputados son: Harold Green, William James Murdock, Gustavo Trejo y Gary Lee Johnston.

La portavoz de los juzgados capitalinos, Bárbara Castillo detalló que a los imputados Harold Green, William James Murdock, se les dictó prisión preventiva por el delito de trata de personas en modalidad de venta de personas en perjuicio de Angie Peña.

Asimismo, William James Murdock, Gustavo Trejo y Gary Lee Johnston son acusados por el delito de asociación para delinquir.

La audiencia preliminar quedó programada para el 8 de mayo del presente año, de no existir ningún recurso de amparo.

Los imputados deberán permanecer en la cárcel de Támara.

Igualmente, se han solicitado por medio del juzgado de Privación de Dominio los bienes de Harold Green, William James Murdock, Gustavo Trejo. 

La investigación, fue liderada por la Unidad Contra la Trata de Personas del Ministerio Público y la Dirección Policial de Investigación (DPI), logró identificar a todos los miembros de la banda criminal a quienes luego de un riguroso trabajo se logró establecer cómo se aprovechaban de niñas y adultos víctimas de este flagelo.

Según los antecedentes citados en el documento del MP, todo dio inicio cuando se capturo al norteamericano Gary Lee a quien se relacionó con la desaparición de la joven Angie Peña, sin embargo, “se logró descubrir que existía esta red a la cual se le encontraron evidencias de relaciones sexuales con sus víctimas menores de edad, en donde se encontraron imágenes repudiables de niñas indefensas”.

Según el escrito del MP, esta red conformada desde el año 2019, estaba integrada también por el secretario del Juzgado de Paz de Roatán y entre ellos se denominaban «Delta Teams», dedicados también a la venta de drogas y tráfico de armas, delitos cometidos con apoyo de la policía y asesoramiento de un juez de paz quien les ayudaba con procesos ficticios y falsificación de documentos, utilizados para amedrentar a otras personas.

De igual forma, se estableció que todo lo anterior movido con los dineros provenientes en su mayoría del delito de trata de personas.

La investigación permitió también poner al descubierto varios negocios vinculados como The Dock Resort, Happy Harrys Hideaway, Ikigai e lpanema, lugares donde abusaban de sus víctimas y las marcaban para siempre con secuelas físicas, psicológicas y emocionales que las sellaran para toda la vida.