Investigan la muerte de un segundo preso por COVID-19 en Honduras

0
595
Todos los reclusos contagiados son "pacientes asintomáticos", enfatizó la portavoz del Instituto Penitenciario.

Tegucigalpa– Las autoridades de Honduras investigan este martes la muerte de un preso presuntamente por el nuevo coronavirus SARS-CoV-2, causante del COVID-19, en un hospital, en el Caribe del país, que de confirmarse sería el segundo fallecimiento de un privado de libertad por esa enfermedad.

El recluso falleció en un hospital estatal de Puerto Cortés, en el Caribe hondureño, adonde fue trasladado tras presentar «complicaciones respiratorias», dijo a periodistas la portavoz del Instituto Nacional Penitenciario, Digna Aguilar.

Las autoridades sanitarias vacunaron el fin de semana contra la influenza a los presos y, ese mismo día, el recluso registro problemas respiratorios, por lo que fue remitido a un nosocomio, explicó Aguilar.

«El domingo a él se le realizó una prueba de hisopado y hasta el día de hoy no tenemos los resultados de la misma», subrayó la portavoz del Instituto Penitenciario, quien prefirió no confirmar ni descartar que el privado de libertad haya muerto por coronavirus.

Agregó que el hombre nunca presentó «ningún tipo de dolor o enfermedad de base».

Un preso, de 52 años, de la cárcel de Ilama, departamento de Santa Bárbara, en el occidente del país, se convirtió el pasado 20 de abril en el primer caso de muerte por coronavirus en el sistema penitenciario, según cifras oficiales.

Aguilar detalló que 32 reos han contraído el COVID-19, 29 de ellos en la Penitenciaria Nacional, la principal del país, y tres en la prisión de Siria, en el municipio de El Porvenir.

Todos los reclusos contagiados son «pacientes asintomáticos», enfatizó la portavoz del Instituto Penitenciario.

Los presos que se contagien de coronavirus son aislados en una sala especial habilitada en las 25 prisiones que tiene la nación centroamericana.

Honduras registra hasta ahora 5.362 casos positivos de COVID-19, 217 fallecidos y 549 recuperados, según el último boletín del Sistema Nacional de Gestión de Riesgos.

Las cárceles de Honduras tienen una población carcelaria de más de 17.000 reos, cuando su capacidad máxima es de 8.000, y menos de la mitad de los reclusos han sido sentenciados. EFE