La Uferco pide a autoridades del MP buscar soluciones y evitar mas renuncias de fiscales

0
138

Tegucigalpa.- Luis Javier Santos, director de la Unidad Fiscal Especializada Contra Redes de Corrupción (Uferco), lamentó que al menos 30 fiscales del Ministerio Público (MP) hayan renunciado a sus trabajos ante complejidades en el tema salarial y otros asuntos.

En ese sentido, Santos recomendó a las autoridades del MP buscar una solución para mantener en sus puestos a los profesionales, en los que el Estado ha realizado una inversión para ajustar sus habilidades.

“Uno de los fiscales que teníamos en la Uferco ahora forma parte de la defensa en uno de los casos más relevantes del país y está con licencia provisional”, expresó.

Indicó que el hecho lo puso en conocimiento de los jueces por la vulneración a los códigos de ética, sin embargo, la autoridad no consintió eso.

“Es lamentable que personal capacitado con varios años de laborar en el Ministerio Público se esté retirando”, añadió.

El funcionario comentó que entre el personal que está dimitiendo se encuentran auditores, analistas y fiscales, entre otros.

Asimismo, no descarta que más fiscales estén saliendo del Ministerio Público buscando mejores opciones, con un ambiente laboral seguro y con bases salariales mayores.

“Esta situación no sólo pasa en la Uferco, acontece en otras unidades fiscales porque ante los salarios que devengan prefieren nuevas opciones”, enfatizó.

Por lo anterior, advirtió que la parte contraria podría aprovechar la experiencia y conocimiento del recurso que está decidiendo salir del órgano acusador del Estado.

Otra institución que no ha invertido en capacitaciones es la que le estaría sacando beneficio a ese esfuerzo de inversión del país, acotó.

“Eso significa que habrá que invertir nuevamente en capacitación para el nuevo personal”, dijo Santos, quien confesó que en la Uferco existe actualmente tres solicitudes de retiro.

El jefe anticorrupción comentó que existen personas en algunas unidades sensitivas que devengan entre treinta mil y 35,000 lempiras, pese a contar con maestrías, doctorados y hasta 10 años de experiencia.