Honduras celebra el Día de la Tierra afectada por incendios y escasez de agua

0
116
AME3051. TEGUCIGALPA (HONDURAS), 22/04/2022.- Mujeres lavan hoy ropa con el agua de un pozo que excavaron, en Tegucigalpa (Honduras). Honduras conmemora este viernes el Día Mundial de la Tierra afectada por la escasez de agua para su población y los incendios forestales, que entre 2011 y 2022 han afectado más de 647.000 hectáreas de bosques. "Los problemas que afectan los recursos naturales en Honduras continúan y cada vez se agravan, entonces la conmemoración del Día de la Tierra es gris", dijo a Efe el presidente de la ONG Monitoreo Forestal Independiente (MFI), Fausto Mejía. EFE/Gustavo Amador

Tegucigalpa.- Honduras conmemora este viernes el Día Mundial de la Tierra afectada por la escasez de agua para su población y los incendios forestales, que entre 2011 y 2022 han afectado más de 647.000 hectáreas de bosques.

«Los problemas que afectan los recursos naturales en Honduras continúan y cada vez se agravan, entonces la conmemoración del Día de la Tierra es gris», dijo a Efe el presidente de la organización no gubernamental Monitoreo Forestal Independiente (MFI), Fausto Mejía.

El experto lamentó el «papel débil» del Gobierno para prevenir los incendios forestales y controlar una plaga de insectos conocidos como «gorgojos», aunque destacó «la conciencia ambiental» de la población, especialmente niños y jóvenes, en los últimos meses.

«Se hace muy poco en la prevención de incendios, el control del gorgojo y de otros problemas que afectan al país, y lo podemos ver en las débiles coordinaciones entre las instituciones, no tienen protocolos bien definidos», explicó.

POLÍTICAS FAVORECEN EXPLOTACIÓN

El gorgojo, un insecto de tres milímetros y cuya variedad más destructiva es la Dendroctonus frontalis, y la tala ilegal «continúan y se hace muy poco» para prevenirlo, señaló Mejía.

La mayoría de las políticas públicas relacionadas al aprovechamiento de los recursos naturales «no están normadas para la conservación y protección del bosque», por el contrario, algunas «favorecen la explotación del bosque», agregó.

El especialista aseguró, además, que «no se ha valorizado la importancia de los recursos naturales» en el país centroamericano.

Según fuentes ambientalistas públicas y privadas, Honduras pierde cada año entre 60.000 y 70.000 hectáreas de bosque a causa de la tala ilegal y los incendios forestales, en su mayoría provocados por el hombre.

CUIDAR EL PLANETA

En declaraciones a Efe, la coordinadora del Programa Nacional de Reforestación del Instituto de Conservación Forestal (ICF), Michel Castro, instó a los hondureños a cuidar la tierra.

«Hay que cuidar las fuentes de agua, no contaminarlas, no tirar basura en las calles y tratar de reducir el consumismo porque eso conlleva la contaminación», subrayó Castro.

La funcionaria destacó la importancia de «cuidar la casa común» y abogó por potenciar el reciclaje para reducir la desmedida explotación de los recursos naturales.

Agregó que el ICF tiene previsto sembrar a partir de finales de mayo y hasta octubre próximo alrededor de dos millones de árboles para restaurar ecosistemas y áreas degradadas por las llamas y una plaga de gorgojo descortezador.

Castro exhortó a la población a «plantar la mayor cantidad de árboles posible en su propiedad» para restaurar las hectáreas afectadas por las quemas.

CONTAMINACIÓN AFECTA FUENTES DE AGUA

Honduras registra este año, según el ICF, más de 600 incendios forestales que han afectado más 34.400 hectáreas de bosque en el país, que tiene una extensión de 112.492 kilómetros cuadrados.

El 56,4 % de los incendios (345 quemas) han ocurrido en áreas privadas, donde fueron afectadas 26.358 hectáreas (76,5 % del total del área afectada), según un informe del ICF.

La contaminación ambiental ha incrementado las enfermedades respiratorias entre la población y ha venido reduciendo en las últimas décadas el caudal de muchas fuentes de agua como ríos y quebradas en el país, que figura en el mundo como uno de los más vulnerables ante los desastres naturales, según organismos internacionales.

La escasez de agua en las principales ciudades del país se refleja en colas para llenar recipientes con este líquido de camones cisternas que a diario se observan en las calles o en personas que caminan varios kilómetros para lavar su ropa.

Según las autoridades hondureñas, la situación no mejorará en los próximos años, salvo que se adopten medidas necesarias, como la construcción de nuevas presas. EFE