Diputados siguen sin llegar a acuerdos para elegir los nuevos magistrados del Supremo hondureño

0
340

Tegucigalpa.- Los 128 diputados del Parlamento de Honduras siguen sin lograr acuerdos para elegir a los quince nuevos magistrados de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), lo que deberían hacer este viernes, luego del fallido intento del 25 de enero.

La falta de consenso obedece a que los tres partidos con mayor representación en el Parlamento, Libertad y Refundación (Libre, en el poder), Nacional y Liberal, no quieren ceder en su objetivo de escoger a los magistrados de su interés en el Supremo.

Los diputados de Libre (50), consideran que su partido tiene el derecho de contar con la mayoría de magistrados, aspirando en principio a 8.

Los partidos Nacional, primera fuerza política, con 43 diputados, y el Liberal, segundo con 22, apuestan porque los tres mayoritarios cuenten con 5 magistrados cada uno, dejando por fuera al Partido Salvador de Honduras (PSH, con 10), que aunque en principio no aspiraba a nada, ahora apostaría al menos por uno.

Los jefes de bancada de los cuatro partidos han reiterado este jueves que no han logrado acuerdos, y que se mantienen varias propuestas, que no todos aceptan.

BUSCAN REPARTIRSE EL SUPREMO, DICE DIPUTADO OPOSITOR

La ley establece que los quince nuevos magistrados, para un período de siete años, deben ser electos por el Parlamento el 25 de enero, pero si no hay acuerdo continúan en el cargo los salientes hasta que haya elección.

En opinión del diputado Carlos Umaña, del PSH, el problema se centra en que los partidos Libre, Nacional y Liberal no quieren ceder en sus ambiciones de controlar la CSJ y lo que buscan es una «repartición» de ese poder del Estado.

Para elegir a los nuevos magistrados se requiere de una mayoría calificada de 86 votos de los 128 asientos del Parlamento.

El partido Libre, que no tiene mayoría en el Parlamento, necesitaría de unos pocos votos del Partido Nacional en sus aspiraciones de tener la mayor representación en el Supremo.

Hasta ahora no se vislumbra un acuerdo entre Libre, cuyo coordinador general es el expresidente Manuel Zelaya, derrocado el 28 de junio de 2009, y el Partido Nacional, su más enconado adversario político.

Aunque Libre acusa al Partido Nacional de haber gobernado entre 2010 y 2022 mediante fraude y de narcotráfico, analistas no descartan un eventual acuerdo de última hora entre ambos para «repartirse» el Poder Judicial.

La diputada Silvia Ayala, de Libre, dijo este jueves a periodistas que la elección de los magistrados no es cuestión de números para repartirse un poder, sino de garantizarle a los hondureños un sistema judicial creíble y que no sea controlado por el Partido Nacional, al que acusa de seguir con esa pretensión.

De los 15 actuales magistrados, el Partido Nacional tiene el control con 8, mientras que el Liberal cuenta con 7.

El jefe de la bancada del Partido Nacional, Tomás Zambrano, considera que la mejor propuesta es la de que los tres partidos con mayor representación tengan cinco magistrados cada uno.

Además, los diputados del Partido Nacional afirman que si Libre llegara a controlar la CSJ, llevaría al país a una asamblea nacional constituyente y al comunismo.

Hasta este jueves al mediodía, tiempo local, el presidente del Parlamento, Luis Redondo, no había convocado a la sesión del viernes, como está previsto.

La sociedad hondureña y la comunidad internacional siguen de cerca el proceso y ha venido exigiendo que se elija a los mejores magistrados para que el Supremo sea transparente y creíble, lo que siempre le ha faltado al sistema judicial del país centroamericano.

Los magistrados serán electos entre una lista de 45 postulantes entregada al Parlamento en enero por una Junta Nominadora, aunque no todos los mejor evaluados están siendo tomados en cuenta por los tres partidos mayoritarios. EFE