Dictan detención Judicial para uno de los supuestos homicidas del periodista y su camarógrafo en La Ceiba

0
665
Los elementos recopilados durante la investigación por parte de un equipo especial de la Dirección Policial de Investigación (DPI), dirigida técnica y jurídicamente por personal fiscal vinculan al acusado Ramón David Zelaya en el doble crimen. Foto: Ministerio Público

San Pedro Sula- La Fiscalía Especial de Delitos Contra la Vida (FEDCV), logró en las últimas horas que un juez competente resolviera la detención judicial en contra de Ramón David Zelaya Hernández.

Zelaya Hernández es señalado por el ente fiscalizador de haber participado en la muerte violenta del periodista ceibeño, Germán Vallecillo Jr. y de su camarógrafo Jorge Posas.

Investigaciones preliminares establecieron fuertes indicios de la participación de este ciudadano en el trágico hecho violento, registrado ayer miércoles en la ciudad de La Ceiba.

La resolución del juez se da luego que el MP presentó requerimiento fiscal contra Zelaya Hernández  señalado del delito de asesinato en perjuicio del periodista Germán Gerardo Vallecillo Chávez y el camarógrafo Jorge Hernández Posas Rodríguez, suceso que se registró el pasado 01 de julio en una de las calles de la residencial  “El Naranjal” en La Ceiba, Atlántida.

Los elementos recopilados durante la investigación por parte de un equipo especial de la Dirección Policial de Investigación (DPI), dirigida técnica y jurídicamente por personal fiscal  vinculan al acusado Ramón David Zelaya en el doble crimen.

En el requerimiento fiscal presentado  se detalla  el grado de participación de dos implicados en el crimen, en ese sentido,  figura una segunda persona contra quien se libró una orden de captura la que debe ser ejecutada por los cuerpos policiales correspondientes en las próximas horas.

La investigación refiere entre otros aspectos que uno de los participantes en el hecho y quien se supone planificó el mismo  se había hospedado en un hotel de la ciudad de La Ceiba, de donde salió para el barrio “La Gloria” para recoger a su otro compinche  y posteriormente consumar el ilícito.