MP presenta requerimiento fiscal en contra de 2 implicados en el asesinato de alias “Boxer Huber”

0
725
Ricki Alexander Zelaya Camacho alias “Boxer Huber" era considerado cabecilla de la pandilla 18.

Tegucigalpa- La Fiscalía Especial de Delitos Contra la Vida (FEDCV) presentó requerimiento fiscal en contra de dos supuesto implicados en el asesinato de Ricki Alexander Zelaya Camacho alias “Boxer Huber”, en el centro penitenciario de Támara, Francisco Morazán.

Los señalados son: José Luis Orellana Canales y Julio Solimar Valladares quienes son señalados por suponerlos responsables a título de autores de los delitos de asesinato en perjuicio y de portación ilegal de armas de fuego en perjuicio de la Seguridad Interior del Estado.

El caso se interpuso ante el Juzgado Penal con Jurisdicción Nacional por parte de la Fiscales de la Sección de Investigación de Estructuras Criminales Organizadas, quienes piden se señale lugar donde se encuentran los privados de libertad acusados, se celebre la audiencia de declaración de imputado de rigor y se imponga medida cautelar de Detención Judicial. 

De acuerdo a la relación de hechos, el pasado lunes de 29 de junio, a las 11:30 de la mañana, el interno Ricki Alexander Zelaya Camacho se realizaba un corte de cabello en la barbería del Centro Penitenciario de Támara, Francisco Morazán, donde irrumpieron de forma violenta los internos José Luis Orellana Canales y Julio Solimar Valladares, quienes estaban recibiendo sol en un predio contiguo.

Acto seguido, los imputados sacaron las armas de fuego que portaban y comenzaron a disparar en reiteradas ocasiones en contra de la humanidad de la víctima provocándole la muerte de manera inmediata, momento en que debido al ruido de las detonaciones los policías penitenciarios se hicieron presentes al sector y decomisaron las armas Glock a José Luis Orellana Canales y Julio Solimar Valladares.

Cabe mencionar, que el ahora occiso Ricki Alexander Zelaya Camacho alias “Boxer” fue declarado culpable el 18 de septiembre de 2019 por los delitos de portación ilegal de armas prohibidas, almacenamiento de armas y municiones de uso prohibido y uso comercial y asociación ilícita, siendo considerado cabecilla de la pandilla 18; mientras que los ahora encausados son miembros de la Mara Salvatrucha.