Consejos para mantener las resoluciones de Año Nuevo

0
180
Corredores son fotografiados durante el 112º Maratón de Boston que comenzó en el suburbio de Hopkinton en Boston, Estados Unidos, el lunes 21 de abril de 2008. EFE/Dominick Reuter/Archivo

Miamisburg (OH) – Aproximadamente el 40 % de los estadounidenses hacen resoluciones de Año Nuevo cada año, pero solo alrededor del 10 % las mantiene vivas durante más de unos pocos meses, asegura el doctor Scott Bea, de Cleveland Clinic.

La parte difícil de formar un nuevo hábito es que lleva un tiempo acostumbrarse a los nuevos comportamientos.

Para el doctor Bea, en realidad hay un lugar en una parte profunda del cerebro donde se forman los hábitos y con resoluciones generalmente se trata de reemplazar un viejo hábito por uno nuevo y eso no es fácil y lleva tiempo.

«Hay algunos estudios que sugieren que tomará entre 63 y 66 días formar un nuevo hábito, que es un poco más de lo que la gente quisiera o pensara», afirma Bea. «Depende del individuo, y depende del comportamiento que estamos tratando de cambiar, pero solo tenemos que mantenerlo hasta que se convierta en parte de nosotros».

Para este especialista de Cleveland Clinic, a veces el comienzo de un nuevo año no es el mejor momento para intentar hacer un cambio real y duradero en la vida.

«Podría haber algo que decir, tal vez no hacerlo exactamente en el día de Año Nuevo», dice.

«Hay una gran cantidad de estrés persistente por las fiestas, todavía tienes que quitar las decoraciones navideñas; todavía tienes que pagar las facturas asociadas con las vacaciones, por lo que puedes elegir una fecha un poco más tarde, cuando las cosas estén un poco más tranquilas», recomienda.

El cambio de hábitos es difícil, por lo que dijo que también es importante tener en cuenta que se puede no tener éxito en el primer, segundo o incluso el tercer intento.

«Si sus resoluciones no funcionan como estaba planificado, no sea tan duro con usted mismo. En lugar de decir ‘He fallado’, trate de decir ‘Sabes, no alcancé mi objetivo, pero aprendí muchísimo'».

En ese caso, recomienda, «trata de rejuvenecer esa intención, esa determinación, y esa voluntad de hacer otro intento».

Bea asegura que la buena noticia es que si se supera la fase inicial de incomodidad, el nuevo hábito ya no será una «solución» que intimide, sino simplemente parte de su vida cotidiana.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here