Cámaras de seguridad del 911 no funcionan por falta de pago a proveedor

0
172

Tegucigalpa – Inoperativo se encuentra el sistema de cámaras de vigilancia del programa de emergencias 9-1-1, luego del impago con el operador y proveedor de una deuda que asciende a 11 meses, confirmaron las autoridades este viernes.

El Subdirector Nacional del Sistema de Emergencias Nueve, Uno, Uno (911), Fernando Ferrera explicó que se trata de un contrato de 150 millones de dólares (3 mil 675 millones de lempiras) pagaderos en cuotas mensuales de 1.8 millones y hasta la fecha se deben 11 meses.

Manifestó que cuando ellos llegaron el sistema 9-1-1 ya debía seis meses y se han acumulado cinco más.

“Tenemos cinco meses buscando los mecanismos legales de cómo subsanar la problemática”, expresó.

Reveló que el contrato es de siete años y medio con montos de 4 mil millones de lempiras, “este es un gobierno responsable, queremos instalar un 9-1-1 al servicio de la población, pero un 9-1-1 honesto, bajo principios de transparencia”, indicó.

Ferrera informó que el corte del servicio se materializó el 31 de agosto por parte del proveedor.

Aclaró que “los servidores, las instalaciones, las cámaras, son propiedad del Estado de Honduras, ellos tenían la administración de la información, sin embargo ellos se retiraron y nos dejaron con llave nuestros servidores, que son propiedad del Estado, entonces tuvimos que forzar las cerraduras para que nuestros ingenieros y los equipos técnicos pudieran entrar a los mismos y poder operativa la línea 9-1-1”.

Reflexionó que un colapso de la línea de emergencia pone en precario la seguridad nacional.

Dijo que para contratar la inoperatividad de las cámaras de vigilancia se han desplegado operativos encabezados por la Policía Nacional y la Policía Militar para que los artefactos tecnológicos no sean vandalizados.

El funcionario concluyó que reciben un promedio de 40 mil llamadas diarias, pero de estas apenas ocho mil requieren atención. “Debemos inculcar al hondureño que el 9-1-1 es una línea seria, que está al servicio de ellos, pero cuando requieran de una emergencia”, refirió.

El 9-1-1 ha tenido movilidad institucional, primero era administrada por la Secretaría de Defensa, luego por el Consejo Nacional de Defensa y Seguridad, seguidamente por Copeco y ahora por la Secretaría de la Presidencia.

Policía pide administrar el 9-1-1

El director de la Policía Nacional, Gustavo Sánchez se quejó que el servicio de emergencia 9-1-1 se les quitó en la última administración gubernamental.

“Hemos propuesto y esperamos que así sea para que se nos devuelva el 9-1-1”, clamó.

Dijo que es una ley la que transfirió el 9-1-1 a la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco) y luego al Poder Ejecutivo, por lo que insistió que el sistema de emergencia debe pasar a la Policía Nacional.