Analista político afirmó que la paz de Honduras está en manos del CNE

0
118

Tegucigalpa.- Para el analista político, Raúl Pineda Alvarado, la paz de Honduras está en manos del Consejo Nacional Electoral (CNE).
 
El CNE advirtió, en un comunicado, que por la falta de aprobación de los recursos solicitados (L 856 millones) al Congreso Nacional, se ponen en riesgo los comicios venideros.
 
Precisamente, el Congreso Nacional tenía todo listo esta semana para aprobar los 856 millones de lempiras y el decreto de contratación directa que solicitó el Consejo Nacional Electoral (CNE), así como el préstamo de 9.4 millones de dólares al Registro Nacional de las Personas (RNP) pero la bancada de Libertad y Refundación (Libre) se opuso argumentando que se pretendían impulsar reformas electorales por decreto.  
 
En ese sentido, Pineda Alvarado, sugirió que “el CNE debe entender que no representa a facciones políticas, sino que representa a la sociedad, por lo que la paz de este país está en manos de ese organismo”.
 
Estabilidad
 
Consideró además que “la estabilidad de Honduras depende de un proceso electoral razonablemente transparente”.
 
No obstante, dijo que “el presupuesto para el sistema de Transmisión de Resultados Electorales Preliminares (TREP) no garantiza transparencia, sólo garantiza fluidez y rapidez en la transmisión de datos los cuales deberán empezar a darse tres horas después que finalice el proceso”.
 
“Pero en este caso, vemos un doble discurso y se perciben fuerzas oscuras que pareciera que no quieren que el proceso se realice o que se presenten situaciones que van a generar más desencuentros y conflictos que los que normalmente se dan”, advirtió.
 
Sugirió que “la clase política debe abandonar ese doble discurso, todos dicen estar de acuerdo con que se le facilite el presupuesto al CNE, pero en el orden práctico no se ven decisiones que realmente comprueben esas sanas intenciones”.
 
En ese orden, consideró que “ya no se va a poder desarrollar el proceso de adquisición del TREP para el 27 de julio porque simplemente no queda tiempo”.
 
Al respecto, planteó que “habrá que hacer reformas legislativas para ampliar esos períodos hasta el mes de agosto o buscar otro mecanismo que solvente esa situación”.
 
También consideró “importante definir si se quieren unas elecciones conforme a los deseos de la sociedad y de los mismos participantes”.
 
“Creo que hay un problema interno en el CNE cuyos miembros tienen que reunificarse, pues deben entender que no representan facciones políticas sino que a la sociedad”, finalizó.