Trump recibe crítica por «impeachment» donde no se lo espera: los evangélicos

0
292

Washington, 20 dic (EFE).- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha recibido una crítica por la actuación que le ha llevado a ser imputado políticamente por el Congreso donde menos se la esperaba, su base evangélica, de la mano de la revista «Christianity Today», la principal publicación de este credo en el país, que ha abogado por que el mandatario sea sometido a un proceso de destitución, lo que hoy despertó su ira.

El editor jefe de la revista, Mark Galli, desaprobó este viernes en una entrevista con la cadena pública de radio NPR la actitud de Trump y afirmó que el jefe de Estado ha mostrado en relación con Ucrania «un comportamiento moral vergonzoso en general».

«Cuando una persona tiene hábitos morales tan serios, duraderos y habituales como eso, no es algo que únicamente haya que condenar, sino que también sugiere una especie de confusión psicológica y moral», dijo Galli, autor del duro editorial de la revista que se publicó el jueves, titulado «Trump debería ser expulsado del cargo», que ha causado polémica en el país e incluso el enfado del propio presidente.

Ese texto recuerda que «el presidente de EEUU intentó usar su poder político para coaccionar a un líder extranjero para acosar y desacreditar a uno de los oponentes políticos del presidente. Eso no es solo una violación de la Constitución; es más importante, es profundamente inmoral».

El editorial se refería a las presiones de Trump a su homólogo ucraniano, Vladímir Zelenski, para que investigara a su rival político, el exvicepresidente estadounidense Joe Biden y a su hijo Hunter por presunta corrupción en Ucrania, que ha motivado que el mandatario haya sido imputado políticamente por la Cámara baja de EEUU, con lo que será sometido a un proceso de destitución en el Senado.

El artículo de «Christianity Today» ahonda en la idea de la «inmoralidad» promovida en la Administración por parte de Trump, quien, subraya, ha reconocido «acciones inmorales en los negocios y relaciones con las mujeres, de las que está orgulloso».

«Solo su canal Twitter, con su cadena habitual de descripciones erróneas, mentiras y difamaciones, es un claro ejemplo de un ser humano que está moralmente perdido y confuso», reza el texto.

Precisamente, Trump utilizó su cuenta en esa red social para arremeter este viernes contra «Christianity Today», a la que calificó de «revista de izquierda radical, o ‘muy progresista'», que, en su opinión, «no sabe nada sobre (cómo) leer una transcripción perfecta de una llamada telefónica».

El presidente hacía alusión a la conversación por teléfono que tuvo en julio con Zelenski, que motivó la queja de un informante a los servicios de Inteligencia y que más tarde ha derivado en el proceso lanzado por los demócratas para abrir un juicio político contra él.

Además, «supongo que la revista ‘Christianity Today’ está buscando a Elizabeth Warren, Bernie Sanders o a esos de inclinación socialista/comunista, para proteger su religión. ¿Y Joe (Biden) el adormilado? ¡El hecho es que ningún Presidente ha hecho más que yo por los Evangélicos, o la religión!», apuntó Trump mencionando a precandidatos demócratas a los comicios de 2020.

Los cristianos evangélicos blancos son uno de los bloques de votantes más fieles a Trump, aunque el apoyo a su figura descolocó a muchos observadores de la carrera presidencial en 2016, cuando esta comunidad tan conservadora respaldó decisivamente a un candidato divorciado en dos ocasiones, protagonista de escándalos de adulterio y que hace pocos años defendía el derecho al aborto.

Ese logro de Trump se debió, en parte, a su selección como vicepresidente de Mike Pence, que se describe como un «católico evangélico renacido» y que ha impregnado la Casa Blanca de un profundo conservadurismo social; así como de otro influyente miembro de esta confesión, Mike Pompeo, como secretario de Estado.

Esta controversia llega dos días después de que la Cámara baja, controlada por los demócratas, votase a favor de un «impeachment», como se conoce en inglés el juicio político, a Trump en el Senado, de mayoría republicana, por presiones a Ucrania.

La presidenta de la Cámara baja, Nancy Pelosi, no ha entregado todavía formalmente al Senado los cargos políticos aprobados por su hemiciclo contra Trump, pese a que los republicanos querían recibirlos lo antes posible para acelerar el proceso, con lo que es seguro que la vista del «impeachment» se produzca en 2020, ya que el Congreso inicia hoy un receso por las festividades navideñas. EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here