Producen documental para la memoria histórica sobre desaparecidos en Honduras

0
116
TEG 01 TEGUCIGALPA (HONDURAS) 25/5/22.- Vista del 24 de mayo de 2022, de una mujer que observa los retratos de los desaparecidos en Honduras, en Tegucigalpa. El Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos en Honduras (Cofadeh) ha producido el documental "Una historia en 6 partes", un proyecto para la construcción de la memoria histórica sobre las desapariciones en el país centroamericano desde el decenio de los 80 del siglo pasado.EFE/Gustavo Amador

Tegucigalpa.- El Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos en Honduras (Cofadeh) ha producido el documental «Una historia en 6 partes», un proyecto para la construcción de la memoria histórica sobre las desapariciones en el país centroamericano desde el decenio de los 80 del siglo pasado.

El documental, producido en coordinación con la Cinemateca Enrique Ponce Garay, de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (Unah), será presentado este miércoles en un cine de Tegucigalpa.

«El propósito de este documental lo concebimos porque es necesario registrar desde que nacimos, hasta la actualidad, en un documento y en el marco de los 40 años del Cofadeh», dijo a Efe la coordinadora de la institución defensora de derechos humanos, Bertha Oliva.

RECUPERACIÓN DE LA MEMORIA HISTÓRICA

Agregó que el Cofadeh ha querido entregarle a la sociedad hondureña que les ha acompañado durante cuatro décadas, a través de un documental, una memoria histórica de todo lo que la institución ha venido haciendo a favor de la vida.

«Siempre hemos creído que es indispensable, que cada diez años, por lo menos, es bueno volver la mirada hacia atrás, porque creemos en la recuperación de la memoria. Es muy elemental para traerla al presente, ver cómo estamos y así poder definir futuro», subrayó Oliva, quien fue esposa de Tomás Nativí, un dirigente sindical desaparecido a inicios de los años 80 del siglo pasado.

En ese decenio, cerca de 200 personas, entre nacionales y extranjeros, fueron desaparecidas en Honduras como parte de una política de Estado de seguridad nacional, sin que hasta ahora se haya hecho justicia, ni se conozca más información sobre la mayoría de los desaparecidos.

Oliva indicó que la apuesta del Cofadeh sigue siendo por «una Honduras libre de impunidad y el cese de las diferentes formas y metodologías de violar los derechos humanos, como se generó en los años 80 en el marco de la doctrina de seguridad nacional».

«Eso no podemos olvidarlo, creemos que hay una deuda con la familia hondureña, con el país, que el Estado ha contraído, y que en cualquier momento debe tratar de saldarla. Y el proceso para saldarla es asumiendo responsabilidades por lo que hicieron o por lo que se hizo en nombre del Estado», acotó.

El Cofadeh promueve la generación de políticas públicas e iniciativas de ley en el marco de la búsqueda de la verdad, como un derecho universal.

Oliva dijo que no se puede permitir que las desapariciones y violaciones a los derechos humanos pasen al olvido, porque tienen el convencimiento de que «el tema de olvidar y borrar es un proyecto de los culpables, que siempre lo fue y lo sigue siendo».

En su opinión, en vez de buscar la verdad, ha existido una estrategia para que se oculte, como se pretendió con los detenidos desaparecidos en Honduras.

«Pensaron que desapareciéndolos iban a desaparecer sus ideales, que iban a desaparecerlos del imaginario colectivo, pero a medida que pasa el tiempo uno se va dando cuenta, como se refleja ahora, que ahí perdieron la batalla los que diseñaron esa política y la llevaron a la práctica», expresó la titular del Cofadeh.

Añadió que «esta es una de las derrotas más grandes que han tenido, que los desaparecidos y las desaparecidas continúan viviendo en el continente, en Honduras, en Centroamérica y en el mundo».

UN ALTO A LAS VIOLACIONES DE DERECHOS HUMANOS

El documental refleja, en partes, las cuatro décadas de lucha incesante, de reclamo permanente y justicia por las desapariciones forzadas en Honduras en los últimos 40 años que ha venido y continuará haciendo el Cofaded «en favor de la vida, la justicia y la libertad».

«No podemos cambiar nuestras pretensiones de demanda, porque la demanda sigue intacta, no nos han dicho quiénes son los culpables, no nos han dicho, peor aún, para tener la certeza dónde están los cuerpos de nuestros seres queridos. Iniciamos la búsqueda por la práctica de la desaparición forzada, que es un acto que debe ser condenado y es condenable en cualquier tiempo», señaló Oliva.

Dijo además que la repetición de los hechos, como las desapariciones forzadas, es lo que destruye los intentos de democracia en los pueblos, y que por eso han escogido documentarlo para ver si existe la posibilidad de borrar y romper las cadenas de impunidad en Honduras.

Oliva considera que cuando se lucha por una causa, la misma se debe «abrazar en cuerpo y alma, aunque conscientes de que se nos pueda ir la vida exigiendo justicia y libertad».

«No estamos inventando nada, es verdad, eso es lo que te hace vencer el miedo, los temores. Y no es que seamos valientes, ni provocativas, ni que atesoramos odio, atesoramos amor, esperanza y conocimiento, y en ninguna época de la historia queremos ser cómplices de este proyecto de muerte que se generó y que hay que ponerle un alto en estos nuevos tiempos», apostilló. EFE