Piden un organismo que revise cada año la democracia en los países de OEA

0
90
EFE

Miami – El Foro de Defensa de la Democracia en las Américas celebrado este miércoles en Miami propuso la creación dentro de la OEA de un organismo que analice y emita un informe anual sobre el estado de la democracia en cada uno de los países miembros, según un documento firmado por varios de sus ponentes.

El documento llamado Propuesta de Coral Gables para la Defensa de la Democracia en las Américas está firmado entre otros por el presidente de Ecuador, Lenín Moreno, que fue el orador principal en la reunión celebrada hoy en el hotel Biltmore de Coral Gables, ciudad de condado de Miami-Dade.

Organizado por el Instituto Interamericano para la Democracia (IID) , el foro contó con la participación del secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, cuatro  expresidentes latinoamericanos, políticos, académicos y artistas.

«Es importante que como parte del sistema permanente de su institucionalidad, la Organización de Estados Americanos cree de inmediato un organismo que analice y emita informe anual sobre el estado de la democracia de cada uno de los países miembros en aplicación de los elementos esenciales contenidos en la Carta Democrática Interamericana» señala la propuesta.

La carta democrática Interamericana es un tratado constitutivo vigente y obligatorio para todos los estados signatarios que establece que los pueblos de América tienen derecho a la democracia y sus gobiernos la obligación de promoverla y defenderla, agrega el documento.

«La democracia es esencial para el desarrollo social político y económico de los pueblos de las Américas», señalan los firmantes que pasan revista a los elementos esenciales de la democracia.

La ausencia de estos elementos pone al gobierno en cuestión al margen de la democracia «con los efectos legales y económicos previstos en la comunidad internacional», subrayan.

La propuesta destaca que «no existe democracia en países con perseguidos presos y exiliados políticos, con persecución política  manipulada por medio de sistemas de justicia que no respetan la separación e independencia de los poderes públicos, cuyos gobiernos deben ser claramente señalados por la comunidad internacional».

Por último, indica que es urgente distinguir la diferencia entre «política» y «delincuencia organizada» en la participación, acceso y ejercicio del poder político en los estados de las Américas y recomienda la aplicación en los países democráticos de la Convención de las Naciones Unidas sobre Delincuencia Organizada Trasnacional (Palermo) como instrumento legal efectivo. EFE