ONG piden a Italia reabrir sus puertos y no usar la crisis del coronavirus

0
112
Las ONG consideran que Italia debería mostrar la misma solidaridad con los inmigrantes vulnerables que la que reclama a sus socios internacionales y a las organizaciones humanitarias en la lucha contra la pandemia en su territorio.

Roma– Las ONG que rescatan inmigrantes en el mar Mediterráneo instaron hoy a Italia a no instrumentalizar la crisis del coronavirus para impedir el desembarco de rescatados, después de que se haya decretado que sus puertos no son seguros para acogerlos.

La organización española Open Arms, la alemana Sea Watch, la italiana Mediterranea y Médicos Sin Fronteras han expresado su preocupación en un comunicado conjunto por lo que consideran un «cierre de puertos» a las personas salvadas.

El Gobierno italiano ha decretado que en este momento los puertos del país no son seguros para acoger inmigrantes rescatados en el Mediterráneo central por naves extranjeras debido a la pandemia de coronavirus, especialmente fuerte en las regiones del norte.

En este sentido, las ONG acusan al Ejecutivo italiano de «instrumentalizar la situación de emergencia sanitaria para cerrar sus propios puertos a las personas salvadas en el mar por barcos extranjeros», en un comunicado conjunto.

Creen que el objetivo de esta medida es «evidentemente detener las actividades de salvamento en el Mediterráneo» sin proporcionar alternativas para salvar vidas a quienes escapan de Libia, el país desde el que zarpa la mayoría de inmigrantes hacia Italia.

«Italia priva a sus puertos de la connotación de ‘lugares seguros’ propia de todos los puertos europeos, equiparándose a los países en guerra o en los que el respeto a los derechos humanos no está garantizado», lamentan.

Señalan que Italia realiza una «selección arbitraria» de las naves a las que permitirá atracar en sus puertos, pues solo se hace referencia a los barcos con bandera extranjera, y no se alude a los navíos miliares italianos también implicados en salvamentos.

Las ONG consideran que Italia debería mostrar la misma solidaridad con los inmigrantes vulnerables que la que reclama a sus socios internacionales y a las organizaciones humanitarias en la lucha contra la pandemia en su territorio.

Como consecuencia de este decreto, el barco «Alan Kurdi» de la ONG alemana Sea Eye está en el mar a la espera de un puerto seguro al que llevar a 150 rescatados, mientras que las organizaciones que firman este comunicado conjunto no están ahora mismo operativas.

El 23 de febrero, dos días después de estallar la crisis, Italia puso en cuarentena durante dos semanas al barco «Ocean Viking», de Médicos Sin Fronteras y SOS Mediterránee, impidiendo bajar a su tripulación, y aisló en tierra a los inmigrantes rescatados. EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here