Ministro del Gabinete de Guerra, Benny Gantz, retirará apoyo a Benjamín Netanyahu

0
368

Tegucigalpa.- El ministro del Gabinete de Guerra Benny Gantz amenazó con abandonar el gobierno de emergencia si el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, no acuerda un plan para una Gaza de posguerra antes del 8 de junio, incluyendo quién podría gobernar el devastado enclave palestino.

En un mensaje televisado, Gantz exigió al Gabinete de Guerra -compuesto por Netanyahu y el ministro de Defensa, Yoav Gallant- elaborar un plan de seis puntos, a fin de que su partido centrista no abandone, en tres semanas, la coalición.

“Hay algo profundamente roto en la forma en que los líderes de Israel están llevando la guerra”, aseguró Gantz, que dijo que no era así cuando su partido, Unidad Nacional, se unió a una coalición de emergencia días después de la masacre de Hamás del 7 de octubre.

Pero “recientemente algo salió mal”, añadió el político, antes de culpar a “una pequeña minoría” de apoderarse “del barco israelí y estar navegándolo hacia una pared de rocas”.

Gantz pidió a Netanyahu que eligiera “el interés nacional sobre el personal”, y le advirtió que si opta por “el camino de los fanáticos y lleva a todo el Estado al abismo” se verá obligado a irse.

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, respondió poco después a Gantz, en un mensaje críptico en el que describió sus exigencias como “eufemismos” que buscan esconder la derrota de Israel.

“El significado (es) claro: el fin de la guerra, la derrota de Israel y el abandono de la mayoría de los rehenes, dejando Hamás intacto y estableciendo un Estado palestino”, dijo Netanyahu, según declaraciones recogidas por el diario israelí Haaretz.

Por su parte, el ministro de Seguridad Nacional, el ultraderechista y colono Itamar Ben Gvir, acusó a Gantz en la red social X de tentativas anteriores para disolver el Gobierno, y azuzó la idea de desmantelar el actual Gabinete de Guerra a cambio de una “política determinada, poderosa y decisiva”.

El ultimátum de Gantz se produce días después de que el ministro de Defensa y miembro del Gabinete de Guerra, Yoav Gallant, contradijese en público a Netanyahu al oponerse a cualquier gobierno israelí de tintes militares en Gaza.