Al menos 70 personas han muerto en cárceles de Honduras desde 2019, según Derechos Humanos

0
382

Tegucigalpa.- Al menos 70 presos fallecieron de manera violenta en Honduras desde 2019, informó este viernes la Comisionada Nacional de los Derechos Humanos, Blanca Izaguirre, quien pidió a las autoridades proteger a los reos en las diferentes cárceles.

Izaguirre cuestionó «el alto grado de inseguridad» en las prisiones hondureñas luego de que el Instituto Nacional Penitenciario (INP) confirmó el asesinato de un hombre condenado por el homicidio de María José Alvarado, Miss Honduras Mundo 2014, y su hermana Sofía Trinidad, quien era su novia.

El hondureño Plutarco Ruiz, de 36 años, murió el jueves en la cárcel de Ilama, departamento de Santa Bárbara, en el occidente de Honduras, luego de ser atacado a balazos por dos presos, según autoridades del INP.

Ruiz cumplía una condena de 45 años por el asesinato en 2014 de las hermanas Alvarado, cuyos cuerpos fueron hallados enterrados en un sitio cercano a un balneario de la ciudad de Santa Bárbara donde se celebraba el cumpleaños de Ruiz.

La cárcel de Ilama ha sido escenario de múltiples riñas en los últimos meses, como la de julio de 2022, que causó la muerte de seis pandilleros de la «Mara 18» (M-18), señaló Izaguirre.

Según la defensora del pueblo, el decomiso de armas, bebidas alcohólicas, teléfonos móviles y drogas que ponen en riesgo la integridad física, la salud y la vida de los presos son frecuentes en las cárceles de Honduras.

Izaguirre considera que el Instituto Nacional Penitenciario debe «garantizar la seguridad apropiada al interior de los centros penitenciarios para evitar riñas, lesiones y muertes de los privados de libertad».

Las autoridades penitenciarias también deben proteger el derecho humano a la vida y a la integridad física de los presos, indicó Izaguirre, quien cree que el Estado ha incumplido en asegurar las garantías fundamentales y el respeto a la dignidad de los reos.

El país centroamericano «incurre en responsabilidad internacional cuando se violan los derechos humanos de los privados de libertad», por lo que Izaguirre recomienda a las autoridades garantizar la seguridad apropiada al interior de los centros penales para evitar «riñas y muertes que siguen causando luto y dolor en las familias hondureñas».

El sistema penitenciario de Honduras está compuesto por 25 cárceles, de las que al menos tres son consideradas de «máxima seguridad», aunque en las tres se han registrado muertes violentas de reos en los últimos años.

Los otros centros penales, además del hacinamiento de reclusos, también son inseguros, según las mismas autoridades. EFE