Malos inicios de año y falta de gol, el primer desafío madridista de 2020

0
534

Madrid, 3 ene (EFE).- El Real Madrid deberá superar en Getafe su mala racha en los inicios de año, con un solo triunfo en los cinco últimos precedentes, y la falta de gol tras 180 minutos sin ver puerta en una situación que «no es un problema» para Zinedine Zidane.

El 2017 ha sido el único año que comenzó con buen pie el Real Madrid tras el parón navideño. El 4 de enero, con Zidane en el banquillo, derrotaba con contundencia al Sevilla en Copa del Rey (3-0) con doblete de James Rodríguez y un tanto de Raphael Varane.

A su mala racha en el primer partido del año le dan forma una derrota, la encajada el 4 de enero de 2015 con Carlo Ancelotti al mando en Mestalla (2-1), cuando los tantos de Antonio Barragán y el argentino Otamendi daban la vuelta al marcado por el portugués Cristiano Ronaldo.

Era el inicio de un mal momento para Ancelotti en el banquillo madridista. Llegaba de conquistar el Mundial de Clubes y el regreso del parón dejó un nefasto mes de enero. A la derrota ante el Valencia le siguió otra frente al Atlético de Madrid en Copa del Rey (2-0) que acabó provocando su eliminación.

Se repitió Mestalla como escenario de primer encuentro del año 2016, fatídico para Rafa Benítez ya que provocó su destitución y la llegada de Zidane. Fue el 3 de enero por un empate a dos tantos. Ese mismo resultado, un empate, ha acompañado al Real Madrid los dos últimos años siempre lejos del Santiago Bernabéu. Se repitió resultado, empate a dos tantos, ante el Celta de Vigo y Villarreal.

El Coliseum Alfonso Pérez es el primer reto. «No puedo decir por qué pasa, lo que puedo decir es como volvemos de las vacaciones muy bien físicamente y como entrenamos queremos volver a jugar», analizó Zidane.

«La motivación que tenemos es muy alta y es muy bueno para empezar otra vez. Vamos a intentar cambiar lo que empezamos mal los últimos años», marcó como objetivo a sus jugadores.

Menos preocupación provoca en el técnico francés los dos partidos sin gol de su equipo con los que despidió 2019, frente al Barcelona y Athletic Club de Bilbao. Zidane está convencido que es cuestión de rachas y que lo importante es generar ocasiones.

«No creo que sea un problema porque hay partidos en los que puedes tener ocasiones y no concretarlas. Es lo que nos pasó los dos últimos partidos pero lo más importante es el trabajo que haces para llegar a intentar marcar. Hay que estar tranquilos», pidió antes de buscar soluciones en Getafe. EFE