La gasolina sigue al alza, mientras que el diésel y el queroseno bajan en Honduras

0
477

Tegucigalpa.- El precio de la gasolina superior y regular volverá a subir este lunes en Honduras, entre 11 y 14 centavos de dólar, mientras que el diésel y el queroseno caerán entre 6 y 8 centavos de dólares, informó este domingo el Consejo Hondureño de la Industria del Petróleo (Cohpetrol).

El aumento o rebaja a los derivados del petróleo varían dependiendo la distancia que hay entre las estaciones distribuidoras que se localizan en el sur y el Caribe del país centroamericano.

En el caso de Tegucigalpa, la capital de Honduras, que se localiza en el centro del país, el galón (3,8 litros) de gasolina superior tendrá un alza de 3,40 lempiras (14 centavos de dólar), mientras que el de regular 2,7 lempiras (11 centavos de dólar).

Con estos aumentos, a partir del lunes, el galón de gasolina regular será de 123,27 lempiras (5,05 dólares) y el de superior 138,96 lempiras (5,69 dólares).

El diésel, el carburante de mayor consumo, tendrá una disminución de 1,67 lempiras (seis centavos de dólar), por lo que su nuevo coste será de 122,35 lempiras (5,01 dólares), según la nueva estructura de precios.

El galón de queroseno tendrá un precio de 114 lempiras (4,67) tras una rebaja de 1,99 lempiras (ocho centavos de dólar).

El cilindro de gas licuado de uso doméstico, de 25 libras (11,3 kilos), mantiene su precio de 238,13 lempiras (9,76 dólares) en Tegucigalpa, de acuerdo a la Cohpetrol.

La demanda en EE.UU., sumada al posible acuerdo entre los países de la Unión Europea (UE) para vetar las importaciones de petróleo ruso y al levantamiento de algunas restricciones por la covid-19 en China, explica las subidas que el precio del barril ha experimentado en los últimos días.

El aumento del costo de los carburantes también representa para los hondureños un alza semanal de todos los productos y servicios, lo que contrasta con los bajos salarios que devengan la mayoría de la población, en un país de los que más del 70 % de los 9,5 millones de habitantes son pobres, según analistas. EFE