Julissa Villanueva afirma que dentro de la Policía Nacional operan bandas policiales involucradas en drogas, extorsión y secuestro

0
414

Tegucigalpa — La viceministra de Seguridad, Julissa Villanueva, realizó fuertes declaraciones hacia la Policía Nacional de Honduras, revelando la profunda corrupción y criminalidad dentro de la institución.

Villanueva, luego de regresar a Honduras, aseguró que miembros de la policía están involucrados en actividades delictivas y fueron responsables de la reciente masacre en la cárcel de mujeres en Támara.

En sus declaraciones, Villanueva alegó que hay bandas policiales activas en tráfico de drogas, extorsión y secuestro. Además, denunció la alarmante inseguridad que enfrenta el país, afirmando que ella misma, a pesar de su posición como viceministra, tuvo que huir debido a amenazas.

Villanueva sostuvo que el caso de las 45 reclusas asesinadas aún no está resuelto, ya que las 26 mujeres imputadas no pueden considerarse autoras materiales de los actos. Subrayó que la matanza había sido anunciada previamente y que la penitenciaria había emitido informes al respecto, cuestionando la falta de acción por parte de la policía.

La viceministra enfatizó que los problemas y trabas en el sistema carcelario se agudizaron cuando se intentó poner orden, dificultando las operaciones y la efectividad en su trabajo. También reveló que el costo de trasladar a un reo de una prisión a otra puede llegar hasta los 100 mil lempiras, además de los pagos para el ingreso de armas de fuego.

Estas declaraciones ponen de manifiesto la grave situación de corrupción y complicidad dentro de la Policía Nacional de Honduras, y plantean serias preocupaciones sobre la capacidad del gobierno para garantizar la seguridad y justicia en el país.