Interventora del sistema penitenciario Julissa Villanueva, ordena a la Dirección Nacional de Fuerzas Especiale tomar el control de las cárceles

0
1207

Tegucigalpa.- Julissa Villanueva, interventora del sistema penitenciario hondureño, ordenó este miércoles que la Dirección Nacional de Fuerzas Especiales (DNFE) tomen el control de las cárceles, al tiempo que imploró a los privados de libertad que entreguen las armas e incluso que las dejen en el patio de los presidios.

Hay un cierto descontrol en Ilama, Santa Bárbara, donde los internos están lanzando balas al aire, confirmó Villanueva.

Propone un desarme voluntario en las cárceles.

Las declaraciones de Villanueva se dieron en un programa televisivo del gobierno en el preciso momento que ocurría una balacera en la cárcel El Pozo, donde siete privados de libertad resultaron heridos.

Dijo que era algo de esperar y que desde anoche había recibido una alarma que los privados de libertad no iban a acatar las instrucciones de las autoridades luego de anunciar el decálogo de medidas para lograr recuperar la gobernabilidad en las cárceles.

“Quiero decirles a los privados de libertad que todavía tienen acceso a la comunicación que nosotros no vamos a confrontar a ningún privado de libertad que esté dentro del marco legal y a las acciones apegadas a la norma. Todo aquel que esté incidiendo a generar crimen y disturbios, y por supuesto a utilizar instrumentos prohibidos, de manera clara y categórica les decimos que vamos a intervenir”, expresó.

La viceministra de Seguridad reveló que desde la noche del martes dio instrucciones para que se reforzara la seguridad en la cárcel de Ilama, Santa Bárbara, para evitar sucesos como los ocurridos este miércoles.

“En estos momentos se ha instruido a la Policía Nacional para que las Fuerzas Especiales tomen el control inmediato de El Pozo, Támara y todos y cada uno de los centros penitenciarios que no se ajusten a lo que estamos hablando”, exteriorizó.

Prometió que las Fuerzas Especiales no se retirarán de los recintos carcelarios y especialmente de las cuatro cárceles más importantes (Ilama, Morocelí, Támara y El Porvenir), donde habrá refuerzos del cuerpo élite de la Policía.

Desvirtuó que lo ocurrido esta tarde sea una afrenta a su nombramiento como interventora del sistema carcelario.

La doctora Villanueva pidió a los privados de libertad que tienen armas en su poder que las entreguen y que las dejen en el patio de los recintos carcelarios.

Fuente: Proceso Digital