Honduras extiende las alertas por los efectos indirectos de huracán Ian

0
149
Fotografía de archivo de un soldado del ejército hondureño que vigila en la zona de casas destruidas a causa de una falla geológica que se activó por las constantes lluvias, en la ciudad de Tegucigalpa (Honduras). EFE/ Gustavo Amador

Tegucigalpa.- Honduras extendió este lunes la alerta roja, de emergencia; amarilla, de precaución, y verde, de prevención, para los 18 departamentos por los efectos indirectos del huracán Ian, que se fortalece rápidamente en el Caribe mientras se acerca al noroeste de Cuba.

La alerta roja se extendió por 24 horas más en los departamentos de Santa Bárbara y Copán, en el este, así como en ocho municipios del norte del país, indicó la Secretaría de Gestión de Riesgos y Contingencias Nacionales en un comunicado.

La alerta máxima conlleva «la ejecución de planes de evacuación» en zonas de riesgo y ponerse en resguardo en zonas seguras designadas previamente.

La institución hondureña también decidió mantener la alerta amarilla en 13 departamentos del norte, este, oeste, centro y sur del país, y verde en los otros tres que complementan el territorio, añadió.

Según el Centro de Estudios Atmosféricos, Oceanográficos y Sísmicos (Cenaos), las alertas se prolongaron debido a que hoy continuará la circulación de vientos asociados a Ian, que genera humedad proveniente del mar Caribe y el océano Pacífico, lo cual dejará convergencia con precipitaciones débiles a moderadas con actividad eléctrica en casi todo el país.

Los mayores acumulados e intensidad de la lluvias se registrarán en el suroccidente, sur, centro y oriente del país centroamericano, añadió.

El Cenaos monitorea la trayectoria del huracán Ian, que se acerca al oeste de Cuba, dónde podría alcanzar una «categoría mayor y finalmente dirigirse hacia la península de La Florida, Estados Unidos».

Ian se localiza a unos 370 kilómetros al noroeste de Puerto Lempira, departamento de Gracias a Dios, en el Caribe, fronterizo con Nicaragua, y su desplazamiento es hacia el noroeste a 22 kilómetros por hora.

El fenómeno es por ahora un huracán de categoría 1 en la escala Saffir-Simpson, de un total de 5, pero se prevé que alcance una fuerza mayor en su llegada al Golfo de México en los próximos días, según el Centro Nacional de Huracanes (NHC, en inglés) de Estados Unidos.

Según el NHC, se espera que el huracán ocasione «impactos significativos de vientos y marejadas ciclónicas» en el occidente de Cuba, a donde se calcula que llegará poco después de la medianoche de hoy. EFE