Autoridades de el Tórax reportan un abastecimiento del 68% en medicamentos esenciales y 74% de vitales

0
236

Tegucigalpa.- La jefa de neumología del Instituto Nacional Cardiopulmonar, mejor conocido como Hospital del Tórax, Suyapa Sosa, indicó que el sanatorio tiene un 68 por ciento de abastecimiento de medicamentos esenciales y 74 por ciento de los vitales para atender a pacientes.

Sosa comentó que es necesario saber si los centros de salud del país están abastecidos, debido a las emergencias provocadas por las lluvias e inundaciones.

La doctora adelantó que las inundaciones provocarán enfermedades respiratorias y dengue, y los sanatorios deben de estar preparados y tener capacidad para dar respuesta a la población con medicamentos e insumos.

“Pienso que el ministro (José Manuel Matheu) se molesta de estar oyendo las cosas y tiene su derecho de dar su opinión; yo lo conozco y sé que quiere hacer muchas cosas buenas y espero que lo dejen”, mencionó.

La doctora reiteró que el Hospital del Tórax tiene un abastecimiento del 68 por ciento de medicamentos esenciales; 74 por ciento de los vitales y un 76 por ciento de los no esenciales.

“Cuando no tenemos los vitales se pone en riesgo la vida del paciente porque muchos de ellos no pueden comprarlos porque no son medicamentos baratos”, puntualizó.

Posición del ministro

El ministro de Salud, José Manuel Matheu, aseguró que la comisión especial del Congreso Nacional (CN), que investiga las causas del desabastecimiento de medicamentos en la red hospitalaria del país, salió “satisfecha” y comprobó que no tiene nada que ocultar.

“Sí se dio la reunión multisectorial compuesta por todos los partidos en el Congreso Nacional a quienes se les presentó toda la documentación”, indicó Matheu.

El galeno manifestó que están actuando de manera diligente y que los procesos no son de la noche a la mañana “como algunos creen”.

Sobre una posible campaña en su contra aprovechando algunos baches en el sistema de salud público, el funcionario no descarta que esté aconteciendo, sin embargo, dice estar “en paz con Dios”.