Honduras dice crímenes de dos ambientalistas y periodista no quedarán impunes

0
428
Foto cortesía

Tegucigalpa – El Gobierno de Honduras aseguró que los organismos de investigación están trabajando para llevar ante la Justicia a los autores de los crímenes de los ambientalistas Félix Vásquez y Adán Mejía, y el periodista Pedro Canelas, perpetrados este diciembre.

En un comunicado de la Presidencia, el Gobierno de Honduras condenó las muertes de Vásquez, Mejía y Canelas, y lamentó «la magnitud y la trascendencia que estos hechos representan para la institucionalidad del país».

El presidente hondureño, Juan Orlando Hernández, ordenó a las dependencias de investigación «no escatimar esfuerzos en investigaciones objetivas, oportunas y eficaces en torno a estas muertes», añadió.

La Secretaría de Seguridad tiene «investigaciones avanzadas para dar con los responsables de estos crímenes», señaló la Presidencia hondureña.

El indígena tolupán Adán Mejía fue asesinado hoy por hombres desconocidos que lo interceptaron en la calle cuando regresaba de su milpa en el municipio de Morazán, departamento de Yoro, norte del país, mientras Félix Vásquez fue atacado el sábado por hombres armados que ingresaron por la fuerza a su vivienda en la aldea El Ocotal, del municipio de Santiago de Puringla, departamento central de La Paz.

Vásquez, quien era precandidato a diputado por una corriente del Partido Libertad y Refundación (Libre, izquierda), que coordina el depuesto expresidente hondureño Manuel Zelaya, había denunciado en octubre pasado amenazas de muerte.

El periodista Pedro Canelas, propietario de Radio Bambi y presentador del noticiero Correo Informativo, fue asesinado el 9 de diciembre en el municipio de Dulce Nombre de Culmí, departamento de Olancho, oriente.

Canelas, el cuarto periodista muerto este año en Honduras, falleció en un hospital de Olancho después de que un hombre que circulaba en motocicleta le disparará.

RIESGO PARA DEFENSORES

El Gobierno hondureño ratificó su compromiso de «garantizar que estos casos no queden en la impunidad, por lo que se continuará apoyando todas las investigaciones para que los responsables reciban todo el peso de la ley y avanzar en la búsqueda de soluciones a las causas estructurales que generan riesgo para quienes defienden los Derechos Humanos».

Además, se comprometió a «continuar fortaleciendo el Mecanismo de Protección a Defensores de Derechos Humanos, Periodistas, Comunicadores Sociales y Operadores de Justicia, para que los mismos puedan desarrollar su labor en un entorno seguro y libre de amenazas».

El gobernante hondureño solicitó al Consejo Nacional de Protección celebrar una sesión extraordinaria para analizar «la situación y elaborar recomendaciones» para mejorar la implementación del Sistema Nacional de Protección, con el compromiso de «apoyar estas recomendaciones en aras de garantizar el pleno ejercicio de los derechos y libertades reconocidas en éstos a toda persona».

El Gobierno hondureño también expresó «su solidaridad» con las familias de las tres víctimas y sus comunidades.

Honduras es uno de los países más peligrosos para los defensores del medioambiente y de la tierra, según informes de Amnistía Internacional y la organización no gubernamental Global Witness. EFE