Honduras aprueba licencia ambiental para «cárcel de máxima seguridad» en Islas del Cisne

0
132

Tegucigalpa.- El Gobierno de Honduras aprobó, entre el rechazo de ambientalistas, la licencia ambiental para construir una «cárcel de máxima seguridad» en las Islas del Cisne, en el Caribe del país, informó este jueves el secretario de Recursos Naturales y Ambiente, Lucky Medina.

La licencia fue aprobada «con la participación de 40 profesionales certificados», indicó Medina en un mensaje en la red social X, en el que detalla además que el proyecto contempla un Centro de Monitoreo Biológico para «conservar valioso ecosistema».

Las Islas del Cisne se localizan al oeste de Honduras, en el Caribe, muy distantes de tierra, lo que mantendría alejados de todo a los privados que sean enviados a ese lugar.

La cárcel de «máxima seguridad» tendrá la capacidad para alojar a 2.000 cabecillas de organizaciones criminales, considerados de alta peligrosidad, que ya estén detenidos o que sean identificados, capturados y procesados, según las autoridades hondureñas.

La segunda etapa del proyecto, cuya inversión será de unos 80 millones de dólares, estará enfocada en la infraestructura, incluyendo una granja solar para generar energía sin afectar la vegetación local y plantas de tratamiento de aguas residuales, indicó Medina, según publica el periódico oficialista Poder Popular.

«Quienes se oponen a la construcción del proyecto es el crimen organizado, precisamente porque la distancia geográfica de tierra firme a las Islas del Cisne desbaratará las estructuras criminales de cómo están organizadas actualmente y eso facilita las tareas de control territorial, de defensa y de seguridad por parte del Estado», enfatizó.

La Coalición Ambiental de Honduras (COAH) rechazó hoy la aprobación de la licencia para la cárcel, pues considera que el proyecto «no es viable» porque su construcción eliminará ecosistemas únicos y la presencia humana en las Islas del Cisne podría generar pequeñas islas flotantes de basura.

En un pronunciamiento, la COAH señaló que la Secretaría de Recursos Naturales y Ambiente violentó el debido proceso de seguimiento y aprobación del proyecto porque no presentó el diseño estructural de la cárcel, no se aprobó en cabildo abierto y no se conocen los estudios técnicos.

Los reos peligrosos y con mucho dinero fueron la autoridad real en el interior de las cárceles y, durante mucho tiempo, constituyeron la única ley que imperó, lo que reconocieron funcionarios del Gobierno y del Poder Judicial.

Según informes oficiales, los reos peligrosos, pandilleros, narcotraficantes y sicarios, entre otros, ordenaron crímenes de reciente y vieja data desde el interior de las cárceles de ciudades como Tegucigalpa, San Pedro Sula y otras de las más importantes del país.

Las prisiones de Honduras también fueron escenarios de muertes de reos, ahorcamientos y asesinatos, como lo fue la tragedia que ocurrió el 20 de junio de 2023 en el Centro Femenino de Adaptación Social (Cefas), cerca de Tegucigalpa, donde 46 mujeres fueron asesinadas durante una reyerta, al parecer entre integrantes de dos pandillas enemigas. EFE