España registra casi el doble de inmigrantes irregulares en la primera mitad del año

0
69
Foto archivo. Salvamento Marítimo ha acompañado hasta el puerto de La Restinga, en El Hierro, a un cayuco con 145 personas a bordo que fue localizado a cinco millas al sur de la isla. Entre los ocupantes de la embarcación, había nueve mujeres y cuatro menores. EFE/ Gelmert Finol

Tegucigalpa.- España registró casi el doble de inmigrantes irregulares en la primera mitad de 2024 en comparación con el mismo periodo del año anterior, según datos publicados este lunes por el Ministerio del Interior español.

De enero a junio de este año entraron de forma irregular en el país 24.898 personas, un 96 por ciento más comparado con las 12.704 del mismo periodo de 2023.

Esto representa que llegaron a España 12.194 personas más de manera irregular del 1 de enero al 30 de junio de este año.

La mayoría lo hicieron por mar, 23.726 personas, principalmente desde la costa noroeste de África cruzando el Atlántico hasta las islas españolas de Canarias 19.257 de ellas, de acuerdo a estos datos.

Las llegadas a estas islas aumentaron un 167 por ciento en este periodo, en una de las rutas migratorias considerada de las más peligrosas del mundo por organismos como Naciones Unidas y por organizaciones no gubernamentales.

La mayor parte se produjeron en enero y febrero, con casi 12.000 inmigrantes llegados de forma irregular a Canarias en esos dos meses, mientras que luego se fueron reduciendo.

El Gobierno regional de Canarias ha advertido de «la situación de colapso y totalmente insostenible» del sistema de acogida en las islas para atender especialmente a miles de menores que se encuentran entre estos inmigrantes, mientras el Ejecutivo central apela a la solidaridad del resto de España para trasladarlos a otras regiones.

El resto de entradas por mar, mayoritariamente en embarcaciones precarias como pateras y cayucos, corresponde a la costa mediterránea española, a las islas Baleares y a Ceuta y Melilla, ciudades españolas en el norte de África. EFE