El conservadurismo cristiano se entrega a Trump: «Es el único que representa a Dios»

0
290

Washington.- El expresidente estadounidense Donald Trump (2017-2021) tiene en el cristianismo conservador un electorado fiel: «Él es el único que representa a Dios», se proclamó este sábado desde el principal encuentro de ese grupo de creyentes.

La organización Faith and Freedom Coalition como impulsora de esta cita y el hotel Washington Hilton como escenario congregaron en la capital estadounidense a devotos tanto de Dios como del precandidato republicano, a quien esperan volver a ver en la Casa Blanca tras las elecciones del 5 de noviembre.

El fervor se palpó en cuanto el exmandatario pisó el escenario precedido de ovaciones. Fue su novena vez, según dijo él mismo, y no se perdería «por nada» participar en la misma.

«¿Saben el poder que tienen si van a votar?. Solo en esta ocasión. Dentro de cuatro años no tendrán por qué hacerlo, no me importa. Estas van a ser las elecciones más importantes de nuestra historia. Tienen que votar», manifestó a ese público entregado, al que repitió su creencia de que el actual presidente, Joe Biden, es «una amenaza para la democracia».

Estados Unidos «necesita que los votantes cristianos voten en masa para decirle a Joe: Joe, estás despedido», añadió Trump, para quien si su contrincante sigue en el poder el cristianismo estará en peligro porque «no habrá frontera, ni libertad ni futuro».

«Nuestra lealtad es hacia nuestro país y nuestro Creador», incidió el político republicano, que se congratuló de que la mayoría conservadora en el Tribunal Supremo lograra revocar hace dos años este lunes la protección federal al aborto en el país y alegó que su partido siempre defenderá a «las familias y los bebés».

«Representante» de Dios

Su mensaje caló. «Representa al Señor. Es el único que está con Dios», señaló a EFE Rose Naliaka Wanyama, pastora del Ministerio del Arrepentimiento y la Santidad, que desde su estand en el Hilton se hizo eco de la misión de su movimiento de agrupar a las distintas ramificaciones del cristianismo para pedir perdón ante los «pecados» cometidos.

El apoyo a Trump no se ve debilitado por los cuatro casos penales en su contra, uno de los cuales, en Nueva York, le ha declarado ya culpable de falsificación de registros comerciales.

«Es un ser humano como nosotros, no un ángel. Está preparado para decir que lo siente. Debemos darle una oportunidad», dijo Wanyama no sin sembrar la duda de posibles motivaciones políticas detrás de esos procesos.

Faith and Freedom Coalition, que asegura tener unos tres millones de miembros y está dedicada a defender los valores cristianos en la arena pública, convocó en su encuentro a legisladores y representantes conservadores. «Hay que recuperar Estados Unidos y eso empieza por Trump», apuntó en su discurso el gobernador de Virginia, Glen Youngkin.

Biden fue invitado en el pasado a participar, pero dejaron de tenderle la mano porque siempre rechazó la oferta, destacó a EFE Tim Head, director ejecutivo de la coalición organizadora.

Tras estos casi cuatro años en el poder, no hubiera pisado tampoco terreno favorable en esta reunión bautizada «2024 Road to Majority» (Camino a la mayoría 2024).

«Este es probablemente el Estados Unidos más débil que hemos visto en 50 años. Tiene la economía más débil que ha experimentado, la postura diplomática más floja, la percepción militar más baja seguramente desde la Segunda Guerra Mundial», recalcó Head. No todos los conflictos se podrían haber augurado, en su opinión, pero sí «prevenido o minimizado».

De momento hay prácticamente un empate entre los dos candidatos. Biden se sitúa en cabeza con el 40,7 % de las intenciones de voto, según la media de sondeos elaborada por la web FiveThirtyEight, y Trump le sigue con el 40,5 %.

Hubo participantes en el encuentro a quienes no les importa el resultado de los comicios. Entre ellos, Ben Ruprecht, representante regional de la organización Lifewise Academy, que lleva la enseñanza de la Biblia a las escuelas públicas en horas lectivas: «Dios está al mando. Así que en cierto sentido nada va a cambiar porque él seguirá siendo el rey del trono». EFE