Dictan más de 40 años de prisión dos hermanos acusados de matar a ciudadano chino

0
438

Tegucigalpa.- La Sala IV del Tribunal de Sentencia impuso una pena de 44 años y cuatro meses de reclusión contra los dos hijos del ex comisionado de la Policía Nacional, Víctor Oswaldo López Flores, por el asesinato de un ciudadano chino.

Los hermanos José Víctor López Mata y Eduardo Andrés López Mata, el pasado 31 de marzo fueron declarados culpables de los delitos de asesinato, asesinato en su grado de ejecución de tentativa acabada y robo agravado continuado con violencia o intimidación.

Por el delito de asesinato en perjuicio de Yu Ming, un ciudadano de origen chino, se dictó una pena concreta de 20 años de reclusión.

Por el delito de asesinato en su grado de ejecución de tentativa acabada en perjuicio de testigo protegido, se dio una pena de 15 años de cárcel y por robo agravado continuado con violencia o intimidación, 9 años con cuatro meses; para hacer un total de 44 años con cuatro meses de reclusión.

Los hermanos José Víctor y Eduardo Andrés, son hijos del ex comisionado de policía Víctor Oswaldo López Flores, sentenciado en Estados Unidos a cinco años de reclusión tras declararse culpable por vínculos a delitos de tráfico de droga.

Los acusados cometieron el hecho criminal el 8 de mayo de 2019, cuando las víctimas se encontraban en la ciudad de El Progreso, Yoro, junto a uno de los acusados y una mujer en vías de negocios para concretar la compra de un terreno.

Las cuatro personas abordaron un vehículo tipo camioneta Prado con retorno a San Pedro Sula, en el desvió al sector de Ticamaya, precisamente donde se ubica una gasolinera hicieron parada, allí esperaba otro de los acusados, en ese sitio la fémina que los acompañaba se bajó para abordar un segundo automóvil tipo pick up.
Tras minutos de conversación, el que acompañaba a los extranjeros dirigió el vehículo para tomar la carretera al sector de Ticamaya hasta llegar a una zona despoblaba, allí llegó a bordo en una motocicleta el otro acusado que obligó a sus víctimas a bajarse de la camioneta y una vez en el suelo les disparó.

Los López Mata fueron capturados el 7 de septiembre de 2019 por un equipo del Departamento de Apoyo Estratégico, Operaciones Especiales y Comunicaciones de la Agencia Técnica de Investigación Criminal (ATIC), tras un proceso de seis meses de investigación donde lograron encontrar en ese momento los indicios y las evidencias que relacionaban a los hermanos en el hecho criminal.