Detienen a dos coyotes hondureños con 43 haitianos que iban rumbo a EE. UU.

0
78

Tegucigalpa, 13 abr (EFE).- La Policía Nacional de Honduras interceptó este martes a 43 ciudadanos de Haití y detuvo a dos «coyotes» hondureños, supuestos traficantes de personas, cuando trasladaban a los inmigrantes en un autobús a la frontera con Guatemala para seguir su viaje hacia Estados Unidos.

La detención, según un comunicado de la Policía hondureña, se produjo en el departamento de El Paraíso, fronterizo con Nicaragua, cuando los inmigrantes viajaban en un autobús conducido por los «coyotes».

Los hombres fueron capturados por agentes de la Dirección Nacional de Servicios Policiales Fronterizos en El Paraíso, oriente de Honduras, añadió.

Los dos hondureños, de 28 y 31 años de edad, son señalados como «responsables del ilícito de tráfico ilegal de personas en perjuicio de la seguridad y libertad de 43 ciudadanos de nacionalidad haitiana», señaló.

Los inmigrantes eran trasladados desde El Paraíso hacia la frontera con Guatemala para seguir en ruta hacia Estados Unidos, según una investigación policial.

Los haitianos permanecen retenidos en una oficina del Instituto Nacional de Migración en El Paraíso, donde las autoridades decidirán si les concederán un permiso para que crucen el territorio nacional o los regresan a su país de origen.

La Policía hondureña indicó que ha intensificado los patrullajes en sus fronteras, para evitar el tráfico ilícito de personas en esas zonas.

Reafirmó, además, su «compromiso de evitar el ingreso de personas por zonas fronterizas» e instó a la población «a no poner en riesgo su vida migrando a otro país de forma ilegal».

En las últimas décadas Honduras se ha convertido en un punto de tránsito de migrantes, especialmente de cubanos y africanos, que atraviesan los países de Centroamérica para llegar a EE.UU., cuyas autoridades han reforzado la seguridad en los últimos años en la frontera con México.

Estados Unidos anunció el lunes que ha llegado a acuerdos con México, Honduras y Guatemala para que movilicen a miles de militares y policías en sus fronteras con el objetivo de frenar la migración irregular hacia el norte, que alcanzó récords en el mes de marzo.

Sin embargo, los Gobiernos de Guatemala y Honduras afirmaron hoy que no han firmado ningún acuerdo con Estados Unidos para movilizar soldados en sus fronteras.

«No ha habido ningún tipo de acuerdo sobre militarizar las fronteras», indicó a medios locales de prensa, vía teléfono, el embajador de Honduras en Washington, Luis Suazo

La Cancillería guatemalteca señaló también en un comunicado que «no existe ningún documento firmado» de seguridad fronteriza con Estados Unidos, tal y como lo anunció la Casa Blanca. EFE