«Yo no creo que Honduras merezca que vivamos en un gobierno como este», dice Francis Cabrera

0
411

Tegucigalpa.- Tras la expulsión de Jorge Calix, indignado y decepcionado dice que esta el diputado del partido Libertad y refundación (Libre), Francis Cabrera, quien asegura que el gobierno quiere que le mientan a la población hondureña.

«Quieren que le mintamos en la cara a la gente que sigue sin comida, sin empleo ni medicamentos. Yo no creo que honduras merezca que vivamos en un gobierno como este», enfatizó Cabrera.

A 14 meses para que termine la gestión de la presidenta Xiomara Castro en Honduras, Cabrera lamenta que se pierda el tiempo en conflictos antagónicos que no ayudan en nada al pueblo.

«No es un tema de crisis en el gobierno y repercute en el país, como partido y gobierno seguimos sumergidos en problemas antagónicos que no abonan a la población hondureña», lamentó.

¿Habrá más expulsiones en Libre?

El diputado de libre cuestionó la expulsión de Cálix y asegura que seguirán más expulsiones por no estar de acuerdo con las directrices del gobierno, además dijo que los próximos expulsados serán los hondureños.

«Hoy expulsan al diputado Jorge Cálix sin que él pueda defenderse, violentándole el sagrado derecho a la defensa, mañana probablemente seremos todos los diputados, después será la población hondureña», indicó.

De acuerdo a Cabrera, el principal obstáculo para que no llegue la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Honduras (CICIH), es el propio gobierno que tiene miedo les investiguen el golpe de estado al Poder Legislativo.

«No quieren que venga la CICIH porque hicieron un golpe de estado al Poder Legislativo, y debería ser quienes investiguen ese robo en el Congreso Nacional», denunció.

Francis Cabrera asegura solidarizarse con los diputados Jorge Cálix y Yahvé Sabillón, y además dijo » no se cual será mi futuro político».

Descontento Popular

Por otra parte, indicó que se han perdido aliados importantes en la política, sin embargo, han fraccionado el partido que ha llevado a generar un descontento en la población que dio el voto de confianza, con la esperanza de un mejor futuro.

«Seguimos aguantando humillaciones y el país, sigue sumergido en mas pobreza y calamidad, a estas alturas es insostenible el descontento popular», lamentó Cabrera.

Favores políticos

El diputado manifestó que hay parlamentarios que defienden la postura del gobierno porque deben favores políticos como el caso de Jari Dixón quien además de ser diputado logró que su esposa trabajara en el estado con un sueldo de 350 mil lempiras mensuales.

«La esposa de Jari Dixón gana 350 mil lempiras en el gobierno y debe defender el gobierno, a él y a su esposa no les importa que el pueblo siga sufriendo», precisó.

Cabrera aseguró que está a la deriva y que consultará con su familia su destino político pues afirmó que «el partido esta fracturado y no tiene las mínimas posibilidades de ganar elecciones generales».