Unicef pide llevar a casa a niños extranjeros en campos y prisiones de Siria

0
68
EFE

El Cairo – Más de 22.000 niños extranjeros «languidecen» en campamentos y prisiones del noroeste de Siria, afirmó este domingo Unicef, que pidió que se haga todo lo posible para llevar a estos menores de vuelta a sus países tras la muerte de tres de ellos en un incendio en el campamento de Al Hol.

«en el campamento de Al Hol, en el noreste de Siria, y en sus alrededores hay más de 22.000 niños extranjeros de al menos 60 nacionalidades que languidecen en campamentos y prisiones, además de varios miles de niños sirios», indicó el Fondo de las Naciones Unidos para la Infancia en un comunicado.

«Las autoridades locales del noroeste de Siria y los Estados a los que pertenecen deberían hacer todo lo posible para traer a estos niños (…) de vuelta a casa mediante la integración de los niños sirios en sus comunidades locales y la repatriación de los extranjeros a sus países de origen de una forma segura y digna», añadió.

El campamento de Al Hol está en la zona controlada por la autoridad autónoma kurda y alberga a unas 65.000 personas, principalmente mujeres y niños familiares de combatientes del Estado Islámico capturados pro las milicias kurdas en Siria.

Se estima que actualmente alberga a 62.000 personas, de las que casi la mitad son iraquíes y unas 10.000, ciudadanos de otros países.

En octubre pasado las autoridades kurdas comenzaron a liberar a internos sirios tras anunciar una amnistía y advertir que dejarían de hacerse responsables de los extranjeros ante la negativa de algunos países a repatriar a sus nacionales.

Unicef aseguró en su comunicado que «la detención de niños es una medida de último recurso y debería ser lo más breve posible» y que, en cualquier caso, estos «no deberían ser detenidos en base únicamente a sospechas de tener vínculos familiares con grupos armados».

Denunció además que «los niños de Al Hol se enfrentan no solo al estigma que están sufriendo sino también a unas muy duras condiciones de vida en las que los servicios básicos son escasos o, en algunos casos, inaccesibles».

Por ello, pidió a los países de los que ellos o sus padres son ciudadanos que les proporcionen «documentos que eviten que sean apátridas».

Este llamamiento se produce después de que tres niños murieran y otros 15 resultaran heridos el sábado en el incendio de varias tiendas de Al Hol originado durante la celebración de una boda en una de ellas. EFE