Una cápsula Dragon de carga inicia su vuelta a la Tierra desde la EEI

0
492
Usa cargo spacecraft with astronauts on low earth orbit. 3d illustration of space technologies

Tegucigalpa.- Una cápsula Dragon de SpaceX con casi 2,000 kilos de material científico y suministros se separó este sábado desde la Estación Espacial Internacional (EEI) e inició su vuelta rumbo a las costas de Florida (EE UU), donde se espera caiga la tarde de hoy.

La nave se separó sobre las 11.05 hora hora del este de EE.UU. (15.05 GMT), desde el módulo Harmony de la EEI, que en ese momento navegaba a 420 kilómetros sobre el Océano Índico.

Poco después, la Dragon encendió sus motores para comenzar del todo una viaje de seis horas hacia la Tierra, tras permanecer prácticamente un mes atracado en el laboratorio orbital.

La Dragon caerá asistida con paracaídas en aguas del Golfo de México, frente a las costas de Tampa, donde miembros de fuerzas de seguridad y de la NASA procederán a extraer la carga para transportarla al Centro Espacial Kennedy, en Florida, asegurando una mínima exposición de las muestras científicas a la gravedad terrestre.

Una cápsula Dragon de SpaceX con casi 2,000 kilos de material científico y suministros se separó este sábado desde la Estación Espacial Internacional (EEI) e inició su vuelta rumbo a las costas de Florida (EE UU), donde se espera caiga la tarde de hoy.

La nave se separó sobre las 11.05 hora hora del este de EE.UU. (15.05 GMT), desde el módulo Harmony de la EEI, que en ese momento navegaba a 420 kilómetros sobre el Océano Índico.

Poco después, la Dragon encendió sus motores para comenzar del todo una viaje de seis horas hacia la Tierra, tras permanecer prácticamente un mes atracado en el laboratorio orbital.

La Dragon caerá asistida con paracaídas en aguas del Golfo de México, frente a las costas de Tampa, donde miembros de fuerzas de seguridad y de la NASA procederán a extraer la carga para transportarla al Centro Espacial Kennedy, en Florida, asegurando una mínima exposición de las muestras científicas a la gravedad terrestre. EFE