Un incendio destruye parte de un museo de historia natural en Brasil

0
702
FOTO CORTESÍA

Río de Janeiro– Un incendio de causas desconocidas destruyó este lunes parte de tres salas de la reserva técnica del Museo de Historia Natural de la Universidad Federal de Minas Gerais, en la ciudad brasileña de Belo Horizonte, y por ahora se desconoce la dimensión de los daños causados en el acervo de la institución.

El fuego, que comenzó hacia las 6.00 hora local (9.00 GMT) de este lunes y fue controlado por los bomberos en media hora, destruyó por completo el tejado de la edificación administrativa del museo y en la que quedan las tres salas en que se almacenan las colecciones que no están en exposición, informó la directora de la institución, Mariana de Oliveira Lacerda, en declaraciones a periodistas.

La funcionaria admitió que desconoce la dimensión de las pérdidas provocadas por las llamas en estas piezas que forman «parte muy importante del acervo» debido a que los bomberos aún trabajan en la estabilización de la edificación y los empleados del museo no han podido iniciar un trabajo de rescate de los objetos.

El nuevo incendio se produjo casi dos años después de que las llamas destruyeran total o parcialmente el 46 % de las 37 colecciones del Museo Nacional de Brasil, propiedad de la Universidad Federal de Río de Janeiro, incluyendo momias egipcias y el cráneo de «Luzia», el fósil humano más antiguo del continente con 12.000 años.

El Museo Nacional de Río de Janeiro, el más antiguo de Brasil y que albergaba unos 20 millones de piezas que datan de diferentes periodos, fue arrasado por un incendio el 2 de septiembre de 2018 que acabó con una parte de la historia natural de Brasil y con uno de los acervos más importantes de Latinoamérica.

El fuego, sin embargo, no afectó la estructura del Palacio Imperial de Sao Cristovao, una edificación de 1803 que albergaba el Museo Nacional y que fue la residencia de la familia imperial brasileña hasta 1889, por lo que sus administradores planean reabrir la institución el próximo año.

El incendio de este lunes en el Museo de Historia Natural y Jardín Botánico de la Universidad Federal de Minas Gerais tan solo afectó una de las edificaciones de la institución pero que era considerada como importante por servir de bodega para las piezas no expuestas.

«En las salas afectadas estaban colecciones de reserva de paleontología, arqueología, biología y algunos acervos de zoología y entomología», explicó la directora del museo ubicado en la región este de Belo Horizonte, tercera mayor ciudad brasileña y capital del estado de Minas Gerais.

Entre las piezas almacenadas en las salas afectadas por las llamas destacan varios fósiles, que se espera que puedan ser recuperados ya que las llamas alcanzaron el tejado y parte de las paredes pero no llegaron a impactar la estructura de la edificación.

«No tenemos mucha información sobre el alcance y las pérdidas. Tenemos que esperar que los bomberos acaben su trabajo», dijo Lacerda.

El museo, inaugurado en 1969, cuenta con cerca de 265.000 piezas, incluyendo objetos y especies naturales preservadas y vivas, así como colecciones de cartografía y arte popular.

Su colección más conocida es el Pesebre de Pipiripau, compuesto por 585 figuras móviles y obra del artesano Raimundo Machado, que fue declarada como patrimonio brasileño por el Instituto del Patrimonio Histórico y Artístico Nacional y que está en exposición en una de las edificaciones que no fue alcanzada por las llamas.

La institución también cuenta con un vivero, una laguna, un anfiteatro ecológico y un jardín sensorial. EFE