¿Qué es el Domingo de Ramos y por qué se celebra?

0
394

Tegucigalpa.- El Domingo de Ramos es una celebración cristiana en la que se conmemora la entrada de Jesucristo a Jerusalén y su aclamación como hijo de Dios. Es el sexto domingo de la Cuaresma, que da inicio a la Semana Santa.

También este día es conocido como Domingo de Pasión, debido al relato de la Pasión de Cristo, recordando el hecho histórico de la crucifixión de Jesús.

Hoy, domingo 2 de abril, empieza oficialmente la Semana Santa de este año 2023. Aunque desde el viernes ya empezaron muchas procesiones, como parte del Viernes de Dolores, es el Domingo de Ramos el que marca el verdadero comienzo de la Semana Santa, que se extenderá ocho días hasta el Domingo de Pascua.

Esta primera gran jornada de la Semana Santa tiene un simbolismo muy especial, y tradicionalmente muchos fieles salen a la calle portando ramas de olivo u hojas de palma. Pero, ¿de dónde viene esta tradición? ¿Y por qué se celebra al inicio de la Semana Santa?

¿Qué se celebra en el Domingo de Ramos?

El Domingo de Ramos es el primer día de la Semana Santa porque conmemora la entrada triunfal de Jesucristo en Jerusalén, unos días antes de ser traicionado y crucificado. Según la Biblia, los habitantes de la ciudad se reunieron para dar la bienvenida a Jesús y aclamarle. Este momento de euforia y alegría precede a los sucesos que culminaron en la muerte y resurrección de Jesucristo, que se celebran los días posteriores.

La tradición de las ramas tiene su origen en las ramas de palma que esta multitud sostuvo y esparció en el suelo mientras entraba en la ciudad. Según el relato de la Biblia, con esta acción pretendían facilitar el camino a Jesús, que avanzaba montado en un burro, y expresarle su admiración.

El Domingo de Ramos conmemora la entrada triunfal de Jesucristo en Jerusalén

Como las ramas de palma no siempre son fáciles de encontrar en según qué sitios, a lo largo de los siglos también se han utilizado muchas variantes como olivo, sauce, abeto, boj, tejo, laurel, romero, etc. La Iglesia es bastante flexible en este aspecto, y no hay requisitos canónicos sobre el tipo de ramas a utilizar, lo cual permite que creyentes de todas las zonas geográficas puedan adaptarse utilizando los árboles o arbustos que predominen en su tierra y clima.

También es tradición que, en muchos casos, el portador de la rama se la lleve luego a su propia casa para exponerla junto a sus otros objetos religiosos, a ser posible tras haber sido bendecida por un cura.

Como la Semana Santa tiene fechas diferentes cada año, el Domingo de Ramos varía significativamente en el calendario. Siempre es el domingo anterior al Domingo de Pascua.