Presidente Hernández: «El próximo gobernante de Honduras debe saber que criminales buscarán reconstruir sus imperios»

0
178

Tegucigalpa.- El presidente Juan Orlando Hernández hizo un repaso histórico a su mandato de casi ocho años, y dijo que durante su mandato tuvo que enfrentar al crimen organizado y el narcotráfico, ya que el país se dirigía a ser un Estado fallido, detallando que se estuvo en el profundo abismo y casi se pierde el país, ya que se dirigía a ser un narcoestado. Igualmente reprobó el matrimonio igualitario y la práctica del aborto entre oros conceptos.

El mandatario hondureño considera que las actividades criminales continuarán representando un desafío para el futuro y por ello señaló que a quien elija el pueblo hondureño el 28 de noviembre como su próximo presidente deberá seguir enfrentando este flagelo.

 El gobernante hondureño señaló lo anterior en el último discurso que pronunció en las celebraciones del 15 de septiembre, cuando el país conmemora el Bicentenario de la Independencia de la Corona de España. El mandato de Hernández concluye el próximo 28 de enero de 2022.

Pero resaltó que los nuevos enemigos de la independencia hondureña, son los mismos del pasado, poderosos y con grandes recursos, detallando que entre los mismos se encuentran el narcotráfico, maras y pandillas, la pobreza, la corrupción, la violencia irracional, el cambio climático y sus efectos adversos, entre otros.

Hernández dijo que todos esos enemigos están confabulados de forma simultánea para robar la paz, la esperanza y los valores que definen a la sociedad hondureña.

El gobernante indicó que la Constitución del país señala que están bajo la protección del Estado la familia, el matrimonio, la maternidad y la infancia que consideró están en peligro por el matrimonio entre personas del mismo sexo, el no respeto a la vida y querer inculcar a los niños antivalores como la ideología de género, donde se señala que las personas nacen neutrales, ni hombre, ni mujer.

El mandatario saludó a los actuales héroes del presente, identificándolos como los trabajadores de la salud que hacen frente a la pandemia del coronavirus, a los bomberos y rescatistas que salvan vidas durante la temporada de huracanes y tormentas, así como a los policías, soldados, fiscales y jueces que hacen frente a los criminales y cuyas familias cada día ruegan porque vuelvan a casa.

Llamó a mantener la unidad centroamericana, tal como la soñaron nuestros héroes y padres fundadores, quienes siempre abogaron por que los cinco países estuviesen unidos.