Presentan iniciativa de ley para compensar, rebajar y estabilizar el precio de las gasolinas en Honduras

0
142

Tegucigalpa.- El diputado por el Partido Nacional (PN), Ramón Fernando Carranza, introdujo un proyecto de ley ante el Congreso Nacional (CN), sobre un fondo de compensación, rebaja y estabilización del aumento del precio de los productos carburantes en el país.

Con los constantes cambios en el sector petrolero debido a las restricciones que dejó el COVID-19 y la ahora reciente guerra entre Rusia y Ucrania, los efectos en la economía podrían ser graves, ya que el petróleo tiene muchos derivados, entre ellos la gasolina.

En su proyecto, el parlamentario hace hincapié en que, «de alargarse el conflicto entre Rusia y Ucrania, podría provocar un aumento aun mayor del precio del petróleo y sus derivados; aun y cuando a la fecha el aumento en el precio del petróleo ha alcanzado niveles sin precedentes, repercutiendo en todo el mundo, con mayores consecuencias en los países pobres, como Honduras».

En ese sentido, dicha propuesta consiste en que la Secretaría de Finanzas proceda a trasladar 400 millones de lempiras, que se aprobaron en el Presupuesto General de Ingresos y Egresos de la República de Honduras para el año fiscal 2022, a fin de que puedan ser utilizados para la estabilización, compensación y rebaja al incremento de los precios de los productos derivados del petróleo.

Los fondos anteriores están destinados al Consejo Nacional Electoral (CNE) para ser utilizado en consultas ciudadanas.

Según el proyecto de ley, “se ordena a la Secretaria de Estado en el Despacho de Finanzas que reoriente un diez por ciento del Presupuesto asignado a todas las Secretarías de Estado, Instituciones Centralizadas, Desconcentradas y Descentralizadas del gasto corriente y que sean destinadas al Fondo para la Compensación, Rebaja y Estabilización del Aumento del Precio de los Productos Derivados del Petróleo”.

Por último, la utilización de estos fondos debe de tener como única finalidad, la rebaja, compensación y estabilización del precio del combustible, además de que debe de ser monitoreada por la Secretaría de Estado en el Despacho de Energía.