Por unos cuantos delincuentes no se puede juzgar a todos los hondureños, dice el Cardenal Rodríguez

0
90

Tegucigalpa – Honduras no es mala, los hondureños no son malos, por unos cuantos delincuentes no pueden juzgar a todo un país, dijo este domingo en la homilía el cardenal emérito, Óscar Andrés Rodríguez.

En ese sentido, monseñor hizo un llamado a la reflexión a la feligresía y los invitó a dar testimonio, a no juzgar, a ser coherentes y vivir conforme a nuestra fe.

Señaló que Honduras no puede seguir sumergida en el odio, en la violencia, por lo que indicó que Jesús llama a ser profeta en su propia casa, con su familia, trabajo y en la sociedad para derrotar el mal.

También hizo un llamado a desechar la arrogancia, “una persona soberbia queda solo, no tiene amigos”, señaló.

Recordó que Jesús viene a ofrecer un camino de esperanza.

“Cuántas veces somos despreciados por nuestros mismos paisanos y despreciamos a las semillas de fe que Dios siembra en su pueblo, muchas veces despreciamos hasta los vecinos y no podemos juzgar a los demás”, manifestó.

Indicó que el llamado de este domingo a los hondureños es ser profeta, no juzgar a los demás por lo tanto todos somos llamados a hablar del amor que da Dios a todos.

“Si nos convertimos en profetas y tenemos fe derrotaremos el mal que acecha a la población como es la violencia, el odio que hay entre familias y sociedad”, apuntó.