Plantean la necesidad de aplicar una tercera dosis de vacunas anticovid para el personal médico en Honduras

0
91

Tegucigalpa.-En las últimas semanas las muertes del personal médico han vuelto a tener un repunte en el territorio nacional, por lo que plantean la necesidad de una vacuna de refuerzo o tercera dosis para el personal en la primera línea que lucha contra el Covid-19 en Honduras.

Esa es una de las principales conclusiones del gremio médico que por su alta exposición demanda una mayor protección contra el virus.

Para el exministro de la Secretaría de Salud (Sesal) José Manuel Matheu, es necesaria la aplicación de una tercera dosis de la vacuna contra el Covid-19 especialmente para el personal sanitario de Honduras.

Según el profesional de la medicina, de todos es conocido que las vacunas tendrían una protección de ochos meses y ese tiempo ya pasó, entonces aunque no tenga 100 % de efectividad, de alguna manera podrá proteger porque reducirá el riesgo de ser hospitalizado.

Sin embargo, recordó que aunque el personal de salud tenga las dos dosis de las vacunas, puede darse el caso de complicarse en la salud porque ya sucedió con la doctora  María Gabriela Gómez quien falleció pese a haber completado su esquema de vacunación.

Consideró que supone un reto el hecho que el país aún logra inocular con el esquema completo, es decir con dos dosis a un porcentaje importante de la población, pero se debe pensar en quienes luchan contra la enfermedad.

Señaló que tras la aprobación de una tercera dosis en Estados Unidos de la vacuna Pfizer se debe ya pensar en este componente para Honduras.

Por su parte, el médico internista Omar Videa señaló que se debe pensar en la aplicación de una tercera dosis de la vacuna anticovid, especialmente para aquellos que se pusieron la segunda hace seis meses, eso porque está demostrado que los anticuerpos han ido disminuyendo.

Planteó que desde un inicio se analizó que los anticuerpos, provocados por la aplicación de la vacuna anticovid, podrían irse debilitando a medida pasaba el tiempo.

“Nos hemos dado cuenta que en la medida el tiempo ha pasado después de haberse vacunado, la inmunidad artificial, la que da la vacuna que le genera anticuerpos para que haya una defensa ante el virus, pero se venía viendo que a medida pasaban los meses, esa capacidad de identificación del virus por nuestro organismos también se iban debilitando”, expuso.

El doctor Videa apuntó que analizando lo que ocurre en el mundo con el comportamiento del virus, desde hace unas semanas propuso que en Honduras se analizara la aplicación de la tercera dosis de la vacuna.