Piden en Honduras renovar mandato de Misión de la OEA sin modificar acuerdo

0
194

Tegucigalpa, 17 ene (EFE).- Varios sectores de la sociedad hondureña solicitaron este viernes al Gobierno y a la Organización de Estados Americanos (OEA) renovar la Misión de Apoyo Contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (MACCIH), sin modificar su convenio de creación puesto que ello debilitaría al ente.

El Consejo Nacional Anticorrupción de Honduras indicó que la MACCIH se instaló en Honduras en abril de 2016 «gracias a la lucha ciudadana contra los corruptos».

Enfatizó que modificar el convenio de creación de la Misión, suscrito en enero de 2016 y con una vigencia de cuatro años, contados a partir de la fecha de su rúbrica, vendría a «debilitarla y hegemonizar la corrupción», lo cual pondría a Honduras «en el ocaso de su democracia y el reino de la impunidad».

Según ha trascendido, el Gobierno hondureño y la OEA estarían suscribiendo hoy en Washington un nuevo convenio que daría vida a la Misión de Apoyo Contra la Corrupción en Honduras-Fortalecimiento Estado del Derecho (Maccih-Fed).

Para el Foro Social de la Deuda Externa de Honduras (Fosdeh, privado), la negociación entre el Gobierno hondureño y la OEA de un nuevo convenio de la Maccih supone que en el país continuará la impunidad.

«La justicia hondureña tendrá que depender de los jueces y fiscales norteamericanos», enfatizó el director del Fosdeh, Mauricio Díaz, en Twitter.

El expresidente del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep), Luis Larach, dijo que los empresarios apoyan el fortalecimiento de la institucionalidad del país y el trabajo de la Maccih.

Enfatizó que el apoyo de la Maccih «no va a ser permanente», pero ha contribuido a que Honduras avance en la lucha contra la corrupción.

«Se ha avanzado en algo, no podemos desconocer, pero falta mucho por hacer y creo que el acompañamiento (de la Maccih), cumpliendo con la ley que se aplica en nuestro país, debemos continuar apoyando», explicó Larach.

Por su parte, Nelson Ávila, político hondureño, aseguró a periodistas que la Maccih «nació con dientes, no con colmillos» pero con el nuevo acuerdo «se los van a quitar».

La nueva Maccih será creada «a la medida de lo que quieren los políticos corruptos y que quieren que esta sociedad funcione en impunidad», subrayó Ávila, ex precandidato presidencial del partido Libertad y Refundación (LIBRE), cuyo coordinador general es el expresidente hondureño Manuel Zelaya (derrocado en junio de 2009).

Destacó que en Honduras «no existe» Estado de derecho, porque el poder está «controlado por una sola persona».

El político señaló la necesidad de fortalecer la Maccih para «reconstruir» el Estado de derecho del país centroamericano.

La petición de varios sectores se produce a dos días de que expire el mandato de la Maccih, si el Ejecutivo hondureño no accede a renovarla, como lo han pedido EE.UU. y Europa, y tres días después del ente confirmó la renuncia de su vocera interina, la peruana Ana María Calderón.

Calderón, que abandonó hoy Honduras, renunció al cargo por «motivos personales y profesionales», según una carta enviada el 2 de enero al secretario general de la OEA, Luis Almagro, y reproducida por medios locales de prensa.

La peruana ocupó dos veces la vocería interina de la Maccih. La primera tras la renuncia del primer vocero de la Misión, el peruano Juan Jiménez, quien renunció en febrero de 2018 por diferencia con Almagro, mientras la segunda fue en julio luego de que el brasileño Luiz Antonio Marrey Guimaraes concluyó su gestión. EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here