Pedro Barquero debe ser removido del cargo por no controlar los constantes aumentos a la canasta básica

0
183

Tegucigalpa.- Para el defensor del consumidor, Adalid Irías, el primer ministro que debería abandonar su cargo con carácter de urgencia, debe ser el titular de la Secretaría de Desarrollo Económico (SDE), Pedro Barquero, por no controlar el alto precio de la canasta básica.

«La situación de la canasta básica este año ha sido terrible para los consumidores porque el balance es totalmente negativo, al menos 100 productos se fueron al alza por falta de planes de estabilización y concertación de precios», dijo Irías.

Además, el presidente de la Asociación para la Defensa de la Canasta Básica de Honduras, (Adecabah), lamentó que no hubo tutela para atenuar el impacto a los productos alimenticios con el aumento de costo de los carburantes y tampoco se intervino cuando los mismos tuvieron trece rebajas consecutivas.

Del mismo modo, el entrevistado en Radio América, manifestó, «creemos que Pedro Barquero debería ser el primer ministro de urgencia que debería ser removido por las terribles cifras negras con que estamos cerrando en el tema de canasta básica en este año 2022».

«Hemos visto que (Pedro Barquero) ha sido un ministro interesado más en la cooperación internacional, pero ha descuidado el tema de la canasta básica», remarcó Irías.

En ese contexto, el entrevistado indicó que les han dicho a los diputados y al Gobierno que la gran desesperanza del pueblo hondureño es el elevado costo de la canasta básica con una acefalía total en la Secretaría de Desarrollo Económico, porque todos se han aprovechado en aumentar deliberadamente a los alimentos.

Afirmó que a inicio del año la canasta básica de 80 productos costaba 10, 200 lempiras, sin embargo, en este momento vale 11,300, y con los últimos trancazos en la demanda de productos estacionales, el defensor del consumidor prevé que la cifra alcance los 12,400 lempiras.

Ante esos golpes a los hondureños, Adalid Irías, puntualizó que faltó previsión y actuación enérgica para frenar el incremento, especulación y acaparamiento de productos alimenticios debido a la negligencia de las autoridades en sus atribuciones.

Información de Radio América