Nicaragua cierra otras tres universidades privadas y ordena decomisar bienes

0
517

Tegucigalpa.- El Gobierno de Nicaragua, a través del Ministerio de Gobernación, canceló este lunes otras tres universidades privadas nicaragüenses, con lo que suman 24 las ilegalizadas desde diciembre de 2021, incluidas 7 de origen extranjero, y ordenó decomisar sus bienes muebles e inmuebles.

Los nuevos centros de estudios afectados son la Fundación Prouniversidad Metropolitana (Unimet), la Asociación Universidad del Norte de Nicaragua (UNN) y la Asociación Universidad Adventista de Nicaragua (Unadenic), según un acuerdo del Ministerio de Gobernación, publicado en el Diario Oficial, La Gaceta.

La cartera de Gobernación, que es la encargada del control y registro de las ONG, explicó que disolvieron esas universidades a petición del Consejo Nacional de Universidades (CNU) y el Consejo Nacional de Evaluación y Acreditación (CNEA), que concluyeron que estas «no cumplen con los mínimos de calidad necesarios para obtener la acreditación correspondiente».

LOS INCUMPLIMIENTOS

Según esa resolución, en el caso de la Unimet, que opera desde 1999, no cuenta con planes de estudio que contengan los elementos mínimos exigidos por el CNU y CNEA, y que de las 36 carreras que ofrecen, 26 no cuentan con matrícula.

También que las carreras de posgrado que ofertan no están autorizadas por el CNU y CNEA.

«UNIMET falseó información ante el CNU y CNEA en referencia a las áreas de investigaciones en humanidades, ciencias, salud y servicios, reportando información que no pertenecía a la Universidad», aseguró Gobernación.

En el caso de la UNN, que operaba desde 2001, no cuenta con planes de estudio que contengan los elementos mínimos exigidos por el CNU y CNEA para las instituciones de educación superior, no evidencia la aprobación de programas de asignaturas de pregrado, grado y posgrado, y no ha desarrollado proyectos de investigación.

Las sedes de UNN carecen de recursos de apoyo necesarios para el desarrollo de las actividades docentes, administrativas y de investigación, de igual forma no cuenta con la infraestructura necesaria para el desarrollo del aprendizaje, añadió.

La UNN tampoco cuenta con la metodología curricular para el nivel de pregrado, grado y posgrado.

En tanto, la Unadenic, que opera desde 2011, tampoco cuenta con los planes de estudio que contengan los elementos mínimos exigidos por el CNU y CNEA para las instituciones de educación superior, y sus diseños curriculares no están aprobados por el CNU.

Además, la oferta de posgrado no cuenta con la metodología curricular establecida para el nivel de posgrado, y el doctorado en Ciencias de la Educación no está autorizado por el CNU y CNEA.

Asimismo, Unadenic no cuenta con soportes tecnológicos para atender la oferta en línea y a distancia.

ORDENAN ENTREGA EXPEDITA Y ORDENADA

El Ministerio de Gobernación ordenó a las autoridades de las tres universidades canceladas entregar de forma expedita y ordenada al Consejo Nacional de Universidades la información de estudiantes, docentes, carreras, planes de estudio, bases de datos de matrícula y calificaciones o registro académico.

Asimismo, informó que el CNU procederá a reubicar a los estudiantes matriculados actualmente en el territorio nicaragüense en universidades que se encuentren acreditadas en el país.

En lo referido al destino de los bienes muebles e inmuebles de los centros de estudios, ordenó a la Procuraduría General de la República traspasarlo a nombre del Estado de Nicaragua.

La Asamblea Nacional (Parlamento), de mayoría sandinista, ha ilegalizado 14 centros de estudios superiores por petición del Ejecutivo desde diciembre de 2021.

Los otros 10 centros de estudios han sido disueltos por el Ministerio de Gobernación.

En febrero del año pasado, el Parlamento creó tres nuevos centros de educación superior con los documentos e infraestructura ocupadas a seis universidades privadas ilegalizadas, entre ellas la Universidad Politécnica de Nicaragua (Upoli), que fue un bastión de las protestas antigubernamentales entre abril y junio de 2018. EFE