Motagua eliminó a Marathón y avanza a la gran final del Apertura 23/24

0
619

Tegucigalpa.- Motagua eliminó a Marathón y se apuntó en la gran final del Apertura 2023-2024 a la espera de lo que pueda pasar entre Olimpia y Génesis.

El Ciclón Azul hizo un partido redondo en la primera parte. Cerró los espacios dejando sin alternativas a Marathón más allá de que el Verde intentó con varios remates de larga distancia.

En ese sentido, el Ciclón, esperando siempre los espacios, aprovechó una gran jugada de Carlos Argueta por derecha quien habilitó a Agustín Auzmendi. El argentino que anda enamorado del gol, remató fuerte y cruzado pero Samudio estuvo mejor, sin embargo, su rechazo fue aprovechado por Yeison Mejía que con un arco a su merced, simplemente empujó el balón al fondo del marco.

El equipo local no pudo reaccionar, al contrario, los capitalinos tomaron confianza y comenzaron a generar por los costados con bastante peligró sobre el arco del panameño. Cuando ya se jugaba el segundo minuto del descuento, un tiro libre frontal que remató Juan Ángel Delgado, rebotó en la barrera y desubicó a Samudio.

El guardameta del Monstruo quiso reaccionar pero no puedo y el balón se fue al fondo del arco, al tiempo que se escuchaba un silencio sepulcral en el Yankel Rosenthal.

Para el segundo tiempo, Marathón realizó cambios, Salmón Nazar mandó a su equipo al frente y Motagua se replegó en el fondo.

El partido se tornó enredado, con mucha fricción, lo que le convenía a la visita. Cerca de los 80 minutos, Selvin Brown marcó una falta dentro del área de Kevin Álvarez sobre Sacaza. Nunca hubo tal falta. Clayvin Zúniga lo transformó por gol.

Aún así, al Verde la hacían falta dos goles. Cinco minutos más tarde, nuevamente Brown señaló el manchón penal. Esta vez acertadamente. Otra vez el balón lo tomó el capitán de los verdes con la diferencia de que Rougier le atajó su disparo. No obstante, en el rebote, el balón le volvió a quedar a Zuniga quien la mandó al fondo del arco. Hacía falta un gol.

Motagua se paró en su área y fue casi imposible abrirlo, y es que, más allá del remate de Sacaza que dio en el horizontal, no pasó mayores problemas y pudo sacar el partido. Motagua es claro finalista y espera por Olimpia o por Génesis.