Mexicano bajo custodia de Inmigración en EE.UU. muere de COVID-19 en Florida

0
96
mexico
A finales de julio, la Administración de Trump anunció cambios en su política de asilo que impedían a la mayoría de indocumentados solicitar la protección tras cruzar la frontera sur con México. EFE

Miami, 13 jul (EFE).- Un inmigrante mexicano bajo custodia de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE, en inglés) de Estados Unidos falleció a causa del coronavirus en un hospital de Florida, informó a Efe el Consulado General de México en Miami.

La consejera Rita Vargas, encargada de asuntos políticos y de prensa, indicó que el Consulado no puede dar detalles acerca de este deceso debido a que antes debe ser notificada la familia del fallecido.

No obstante, dijo que la persona en cuestión estaba recluida en un centro de detención para inmigrantes de la agencia migratoria y a causa de la COVID-19 fue llevado a un hospital, donde falleció.

Solo si la familia lo autoriza informarán del nombre y las circunstancias de la muerte, señaló Vargas.

Citando a ICE, el diario Miami Herald indica que el mexicano falleció en el Hospital del Condado de Palm Beach. Aunque no detalla en qué centro penitenciario estaba recluido, el más cercano es el Centro de Detención del Condado de Glades, que, según cifras oficiales, ha reportado 114 casos de coronavirus, de los cuales 49 siguen activos.

Según cifras de ICE, actualizadas el pasado viernes, dos inmigrantes murieron por coronavirus mientras estaban bajo su custodia.

El primero fue el salvadoreño Carlos Ernesto Escobar Mejía, de 57 años y quien se encontraba bajo custodia de la agencia federal en San Diego, y el segundo fue el guatemalteco Santiago Baten Oxlaj, de 34 años, que estaba recluido en el Centro de Detención de Stewart, en el sur de Georgia.

En total, el jueves pasado había 883 casos positivos bajo vigilancia o atención médica en centros de detención de ICE, aunque la cifra total de inmigrantes contagiados hasta la fecha en sus instalaciones ascendía a 3.090.

Desde hace semanas, activistas y grupos de defensa de los derechos civiles han alertado del peligro que corren estos detenidos, que en su mayoría no ha cometido ningún crimen, y han pedido a ICE que los libere.

Y ya sea por razones médicas u órdenes judiciales, la agencia federal ha ido reduciendo la ocupación de los centros de detención, que a inicios de mes estaba en 22.579 reclusos, cuando la media diaria en el año fiscal de 2019 fue de 50.165 inmigrantes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here