Mel llama ridículos a los diputados nacionalistas que interpusieron una denuncia y advierte que Libre defenderá en las calles las consultas

0
515

Tegucigalpa.– “He pedido que se permitan las consultas y si no vamos a luchar en las calles por las consultas”, advirtió este sábado el coordinador del Partido Libertad y Refundación (Libre) y actual asesor del Poder Ejecutivo, Manuel Zelaya Rosales.

Valoró el espacio que le otorgó, en su mensaje reciente a Europa, la presidenta Xiomara Castro a la refundación nacional. “Hay que refundar también la justicia, pero la transformación del Estado es lo que ella privilegió y todos la apoyamos en ese sentido”, reforzó.

Sobre los altos precios de la canasta básica, ironizó que el ministro de Desarrollo Económico, Pedro Barquero, fue visto pidiendo perdón en El Vaticano, “ahora que venga él viene un proceso para poner correctivos a los abusos (comerciantes)”.

Aseveró que dividir a Libre es impedir que el pueblo se libere, al tiempo que aseguró el gobierno de la presidenta Xiomara Castro está anuente al diálogo con todos los sectores, incluidos los que dieron el golpe de Estado en 2009 y que rompieron el pacto social.

“Bienvenidos cualquiera de la oposición a un diálogo, pero dejen sus alforjas cargadas de pecados mortales, que las dejen afuera para ver, primero, los intereses de las grandes mayorías. Ojalá la empresa privada entienda y haga conciencia de que es necesario equilibrar la balanza de desigualdades que hay en Honduras, no solo generar empleos para un sector, aquí faltan medio millón de empleos”, expresó.

Aseguró que el pueblo ya tiene conciencia, pero ahora es necesario que la exista en el sector privado.

Volvió a insistir que el poder en Honduras no está en manos de la presidenta Castro. “El poder real es el poder económico, en resumen es la élite oligárquica, que existe no solo en estos países sino en todo el mundo”, aseveró.

El asesor presidencial reveló que Libre sigue en la construcción de nuevas alianzas políticas.

Refirió que fue el Partido Salvador de Honduras (PSH), quien rompió la alianza con Libre y él solamente se encargó de oficializarla. “Para qué se alía uno con alguien ¿para pelear, para dividirse, para insultar? Las alianzas son para crear fortalezas ante el enemigo, pero cuando se pasa al lado del enemigo para atacarme se ha roto la alianza”, explicó.

Dijo que mantiene abiertas las comunicaciones con todos los sectores políticos, “con el único golpista que no he hablado desde que vine del exilio es con el innombrable (Roberto) Micheletti, pero el día que lo encuentre voy a hablar con él”.

Zelaya Rosales insistió que lo que ocurrió el pasado 28 de noviembre en Honduras fue que se desmontó la cabeza de la dictadura, pero el cuerpo todavía sigue enraizado, “hay mapacherismo por todos lados”, se quejó.

Estimó que “hacen el ridículo” los diputados nacionalistas que viajaron a Washington, EEUU, para interponer una denuncia por persecución política ante Comisión Interamericano de Derechos Humanos (CIDH).

Atribuyó a la pobreza heredada que en lo que va del año hayan salido del país 100 mil personas en calidad de migrantes y en la búsqueda del sueño americano.