«Me falta una semana», fueron las últimas palabras de la pastora que murió durante ayuno en Roatán

0
446

Tegucigalpa.- La pastora Marina Lourdes Hernández, de 48 años, se negó a consumir frutas y jugos durante su ayuno, pues, estaba empeñada que debía cumplir un mes sin ingerir alimentos.

Según el relato de uno de los miembros de la iglesia de la mujer, quien fue encontrada de rodillas en la comunidad de Aldyn Wester, Roatán, zona insular de Honduras, en sus últimas palabras manifestó que todavía le faltaba una semana de ayuno.

«Ya tenía dos semanas y media sin comer, y todavía ayer que estaba con vida, dijo que le faltaba una semana. Son cosas que los pastores pueden corregir», dijo Santos García en una entrevista para Roatán Hable Claro.

Rechazó la comida

El religioso también contó que la pastora Marina Hernández rechazaba cualquier alimento que le ofrecieran.

«Creyó en el ayuno de tanto tiempo. Dos semanas y media solo con agua, eso no es vida, por eso ella perdió la vida. Estuvo sin tener ninguna alimentación, no quería probar nada», manifestó.

Además añadió: «la compañera donde estaba ella haciendo los ayunos, le traía papaya y jugos, pero ella le decía que no quería porque estaba en los días de propósito».