La MIO-Honduras recomienda modificaciones a mecanismos constitucionales para fortalecer independencia de la CSJ

0
487

Tegucigalpa.- La Misión Internacional de Observación del Proceso de Selección de la Corte Suprema de Justicia en Honduras (MIO-Honduras), presentó hoy su Informe Final de observación a las etapas de selección y designación de magistrados y magistradas del país, tanto en la etapa conducida por la Junta Nominadora (JN) como ante el Congreso Nacional (CN). Además de los hallazgos, esta Misión recogió lecciones importantes para el proceso de elección de titular al Ministerio Público (MP), proceso a realizarse en el año en curso.

El Informe final de la MIO-Honduras recoge las actividades de visitas oficiales en las que obtuvo valiosa información para la veeduría, los hitos del proceso de selección y el análisis de la normativa nacional. Asimismo, destacó que la aprobación de la “Ley especial de organización y funcionamiento de la Junta Nominadora” por el CN y los instrumentos técnicos que adoptó la JN, fueron un paso adelante para guiar las distintas instancias de presentación, selección e incluso la votación de candidatos y candidatas a la Corte Suprema de Justicia (CSJ).

No obstante, la Misión reveló que es necesario seguir incorporando mejoras; muestra de ello, es la eliminación de las interpretaciones formalistas del marco legal por parte de diversos sectores, lo cual afectó el principio de máxima transparencia en etapas importantes para el control y supervisión ciudadana. A lo anterior se suman desafíos en el diseño y aplicación de los exámenes escritos de conocimientos, el uso de exámenes psicométricos y el modo de desarrollar las entrevistas personales.

De cara al proceso de selección de la persona titular del Ministerio Público, la Misión recomienda concordar con antelación, una metodología y protocolo para la formulación de pruebas escritas de conocimiento, así como para las entrevistas y preguntas que se formule a las personas preseleccionadas, actividad que debiera desarrollarse de modo público y transparente, contando el CN con los plazos necesarios para desarrollar este proceso de forma debida. En ese sentido, en el escenario de querer emplear exámenes psico-técnicos a las personas postulantes, resulta necesario que estos estén alineados con el perfil de cargo, su diseño y metodología haya sido aprobado antes del inicio del proceso, y su aplicación, evaluación y reporte se encomiende a una institución especializada, con reputación, y mecanismos legales de control y rendición de cuentas.

Con relación a la designación final de las 15 magistraturas, la MIO-Honduras señaló que si bien la JN realizó esfuerzos para conducir un proceso de selección meritocrático, estos parecieron decaer en el escenario de “reparto” de las vacantes y la figura de la presidencia de la CSJ por parte de los partidos políticos, por lo que serían necesarios actos de desprendimiento y madurez para garantizar una corte verdaderamente meritocrática e independiente.

Asimismo, a modo de generar confianza ciudadana en procesos de selección por parte del CN –y en el sistema de justicia– la MIO-Honduras recalca que es indispensable actuar con transparencia y publicidad que sea “material” y no únicamente formal en las deliberaciones, negociaciones, mecanismos de decisión y fundamentaciones de voto por parte de las y los diputados.

Pese al esfuerzo importante por mejorar la selección de la CSJ respecto a los anteriores procesos, la MIO-Honduras recuerda que debe prevalecer el deber de ingratitud, es decir, comprender que los magistrados y magistradas, desde su elección, son independientes y no tienen ningún compromiso o deuda con quienes los eligieron.