La decisión de un nuevo salario mínimo en estos momentos está en manos de obreros y empresarios dice coordinador general de Gobierno

0
84

Tegucigalpa.- El coordinador general de Gobierno, Carlos Madero, afirmó hoy que se encuentran listos para definir el nuevo salario mínimo de este año, pero están  esperando que tanto los obreros como los empresarios se pongan de acuerdo, y si eso no pasa vamos a cumplir nuestra obligación de tener un salario mínimo vigente para todo el país este año”, enfatizó.

 El presidente Juan Orlando Hernández, advirtió ayer que “si empresarios y obreros no se ponen de acuerdo me toca a mí decidir el nuevo salario mínimo”.

Asimismo, anunció que convocará a un grupo de economistas expertos en el tema social para analizar la situación.   

 La Comisión Negociadora del Salario Mínimo, integrada por delegados del gobierno, empresarios y obreros, no ha logrado desde diciembre un acuerdo sobre el nuevo aumento al salario mínimo que debe entrar en vigencia desde el 1 de enero pasado en forma retroactiva.  

 Madero insistió que “el gobierno de Honduras, está listo si le tocase la decisión de fijar el nuevo salario mínimo, pues es una atribución que la ley le permite”

 “Estamos entrando ahora en una evaluación de todos los escenarios, primero se analiza la propuesta de los obreros y después la propuesta de los empleadores”, reveló.

 Diálogo

 “Yo creo que él diálogo entre las partes siempre ha primado sobre cualquier cosa, aunque por ahora no es fácil llegar a un acuerdo sobre el salario mínimo porque las condiciones de la economía no son normales y eso hay que entenderlo así”, reconoció.

 “Honduras está pasando un problema económico grave y una situación en el mercado laboral realmente importante, para dar un ejemplo, el número de empleados que se suspendió por el COVID-19 llegó a las 400 mil personas y la tasa de desempleo abierto se duplicó”, según el funcionario.

 “Yo quiero mandar este mensaje a la población, obreros y empleadores: no podemos ser irresponsables en la toma de decisiones, pues es algo que requiere de mucha cabeza porque más que puede ser política tiene que ser una decisión responsable”, remarcó.

 “El gobierno tiene que fijar el salario mínimo porque las partes no se ponen de acuerdo ya que nadie quiere ceder. Lo que deseamos es que ambos sectores se amarren la faja y vamos a negociar de verdad”, dijo.

 “Pero nosotros tenemos que tomar la decisión y la vamos a tomar y será responsable, para el caso, la microempresa genera el 70% de los empleos en Honduras, si se toma una mala decisión en ese rubro, el efecto en el sistema económico será brutal”, advirtió.

 Admitió que “en Honduras no son las mayorías las que ganan un salario mínimo, de hecho, el valor de un cumplimiento es altísimo aquí, pero siempre ese salario genera aunque no se pague en su totalidad, un incremento en la masa salarial”.

“Yo soy de los que piensan que entre menos interviene el Estado puede ser mejor porque hace que las fuerzas productivas obreros y empleadores encuentren un proceso adecuado como lo hicieron en diez ocasiones anteriores”, dijo.

 “Por ahora, la pelota está en la cancha de ellos, si llaman a una reunión y si ahí no se ponen de acuerdo, entonces la pelota estará en la cancha del gobierno”, finalizó.

 Dato

400 mil empleados fueron suspendidos por la pandemia