«La crisis está casi resuelta», dice diputada del PSH sobre la problemática en el Congreso Nacional

0
644

Tegucigalpa.-  Fátima Mena, parlamentaria del Partido Salvador de Honduras (PSH) en el departamento de Cortés, considera que la crisis política está casi resuelta en el Congreso Nacional de Honduras.

Inicialmente dijo que al igual que las bancadas del Partido Salvador de Honduras, las demás necesitan tener claridad en temas que son importantes para el país en los próximos cuatro años para honrar el voto de confianza que dio el pueblo en las urnas.

Según la legisladora, la junta directiva que lidera su compañero de bancada, el diputado Luis Rolando Redondo, es la que goza del reconocimiento de la institucionalidad pública “por ello creemos que esto está casi resuelto y es bueno por el bien de todos”.

En ese sentido y finalmente espera que a partir de la próxima semana, los diputados que todavía no se han integrado a las reuniones parlamentarias, se presenten para poder legislar en el hemiciclo legislativo y de esta manera avanzar en los objetivos de nación.

Es oportuno decir que se instaló en el país, dos legislaturas, una liderada por Luir Redondo, que es quien tiene la venia de la presidenta Xiomara Castro, producto de un pacto preelectoral entre Libertad y Refundación (Libre) y el Partido Salvador de Honduras.

Otra de las juntas directivas es presidida por Jorge Cálix, que junto a otros 19 diputados del partido Libre, desistieron de apoyar la línea partidaria y optaron por una candidatura distinta, misma que fue posible por la alianza con el Partido Nacional, Liberal y Partido Anticorrupción (PAC).

Desde su elección el 25 enero pasado, Redondo ha sesionado en más de cuatro ocasiones para aprobar decretos como derogar leyes como la Zonas de Empleo y Desarrollo Económico (ZEDEs), subsidio de energía y rebaja a los combustibles.

Recién se juramentó en el Legislativo liderado por Redondo a los titulares de la Procuraduría General de la República (PGR) y se aprobó la Amnistía para Presos Políticos, Reconocimiento a los Mártires y Condena al Golpe de Estado en 2009, ambas acciones legislativas gozan de fuertes cuestionamientos y considerado como un pacto de impunidad.